TERTULIAS/CHARLAS SOBRE COACHING EMANCIPADOR EN EL CÍRCULO DE COACHING ESPECIALIZADO.



Periódicamente nos reunimos en "petit comité", con un aforo máximo de 10 personas, para debatir sobre COACHING EMANCIPADOR.
Son diálogos participativos para realizar una "iniciación" en la disciplina del coaching adaptada a tu universo de sueños.
Si estás interesada/o en participar GRATUITAMENTE deja tu reserva en paco.bailac@salaidavinci.es y te informaremos de los calendarios previstos.

¡¡¡Ven te esperamos!!!


COMUNICACION NO VIOLENTA I

Esto es lo más difícil de todo:
cerrar la mano abierta del amor
y ser modesto como donante.
Nietzcche


Comunicación no violenta

Dar de todo corazón es

la esencia de la Comunicación No Violenta

Lo que busco en la vida es compasión,

una corriente que fluya entre yo y los demás,

basada en un mutuo dar de todo corazón.


Comunicación no violenta (CNV) es un modelo desarrollado por Marshall Rosenberg que busca que las personas se comuniquen entre sí de manera efectiva y con empatía. Enfatiza la importancia de expresar con claridad observaciones, sentimientos, necesidades y peticiones a los demás de un modo que evite el lenguaje evaluativo que etiquete o defina a los interlocutores o a terceros.
Los que usan comunicación no violenta (también llamada "comunicación empática") consideran que todas las acciones se originan en un intento de satisfacer necesidades humanas, pero tratan de hacerlo evitando el uso del miedo, la culpa, la vergüenza, la acusación, la coerción y las amenazas. El ideal de la CNV es que las propias necesidades, deseos, anhelos, esperanzas no se satisfagan a costa de otra persona. Un principio clave de la comunicación no violenta que facilita esto es la capacidad de expresarse sin usar juicios sobre lo que está bien o mal, sobre lo que es correcto o incorrecto, por eso se hace hincapié en expresar sentimientos y necesidades, en lugar de críticas o juicios morales.
Estamos muy habituados a juzgar, criticar y echar la culpa a nosotros mismos y a otros cuando nuestras necesidades no se satisfacen. Esto crea malestar y alejamiento. La CNV nos ofrece una alternativa. Nos invita a centrar nuestra conciencia en nuestros sentimientos y en nuestras necesidades no satisfechas, y en los sentimientos y necesidades del otro, abriendo las puertas a conexión y armonía. Dado que la CNV apunta a sustituir nuestras antiguas pautas de defensa, evitación o ataque desencadenadas ante los juicios y las críticas de otras personas, nuestra actitud hará que nos veamos a nosotros y veamos a los demás bajo una nueva luz, y que percibamos desde otro ángulo nuestras intenciones y relaciones. Las reacciones de resistencia, defensa y violencia quedarán reducidas al mínimo, ya que cuando nos centramos en clarificar lo que observamos, sentimos y necesitamos, en lugar de dedicarnos a diagnosticar y juzgar, descubrimos cuán profunda es nuestra compasión. Dado que la CNV se centra principalmente en escuchar con atención -no sólo a los demás, sino también a nosotros mismos-, propicia el respeto y la empatía y engendra un deseo mutuo de darnos de todo corazón.
(Próximas ediciones: como comunicar según la CNV)

14 comentarios:

roxana dijo...

Como siempre tan interesante!!!!!! y en este momento me viene muy bien!!!!!!!!!!!!!!!!! abrazo

Belkis dijo...

Cuanto me ha gustado lo que expones hoy Paco, porque soy partidaria de la conciliación mas que del litigio y me encanta el entendimiento y la comunicación dentro de un marco de respeto y empatía. Fortalecer nuestra habilidad para inspirar la compasión de otros y para responder compasivamente a los otros y a nosotros mismos. Eso sería comunicarnos usando el lenguaje del corazón.
La palabra adecuada puede hacer que el amor y la compasión rebosen más allá de los límites de nuestro propio corazón, inundando todo nuestro ser de reluciente felicidad.
La palabra inadecuada puede herir con más profundidad que el cuchillo más largo y afilado, y dar al traste con cualquier gesto de comprensión mutua con nuestro prójimo.
Que bonito sería si estos postulados los pudiéramos llevar a la práctica el mayor número de personas posible. Observar sin evaluar, tomar responsabilidad de nuestros sentimientos, utilizar un lenguaje positivo, empatizando con nuestros semejantes,
Usar un lenguaje que aumenta la buena voluntad, evitar un lenguaje que cree resentimiento o que baje la autoestima, enfatizar la compasión como la motivación detrás de las acciones, en vez del miedo, la culpa, la censura, o la vergüenza y enfatizar la responsabilidad personal en nuestras decisiones.
Sencillamente precioso el tema. Gracias. Un gran abrazo

-=Theysa=- dijo...

En ocasiones, la violencia resulta sólo el primer camino que se abre paso entre la velocidad cotidiana... en estas fechas, sobre todo, viene bien recordar que nada comunica de forma tan inequívoca como una sonrisa sincera.
Un saludo

Inés dijo...

Paco, muy buenas tus reflexiones, eres generoso compartiendo tanto conocimiento.

te sigo con mucho cariño,
un beso!

I AM dijo...

Hay algo más agradable que una charla distendida entre amigos?..una conversación con nuestra pareja? ..o un diálogo familiar? El intercambio de opiniones, la comparación de puntos de vista, o simplemente conocer lo que piensa la persona que tenemos delante de nosotros es algo enriquecedor que hará nuestra visión mucho más completa y que por tanto, deberíamos fomentar.
Pero claro, esto como teoría es de lo más bonito, puestos en situación la cosa cambia. Tendemos a imponer nuestro punto de vista sobre el de nuestro interlocutor, e iniciamos una batalla para ver cual de los dos lleva más razón. Comienza de este modo un fuego cruzado de argumentos, en el que llegados a un punto, ya todo se ve en blanco o negro, y si ninguno de los dos decide deponer las armas, y no en señal de rendición, si no por evitar los numerosos efectos colaterales que esa lucha de orgullos conlleva, ambas partes acabarán imponiendo su razón por el art. 5 (que no sé cual es, pero que la rima viene que ni pintada al caso).
Querer tener razón a toda costa hace que se traspase una barrera que nunca deberíamos traspasar, y lo que empezó posiblemente en una tontería, acaba siendo un cuestionamiento personal. Tener razón nunca debería significar herir, humillar,...quizás sería mejor pensarnoslo dos veces. No prejuzgar a nadie creyendo que sus pensamientos diferentes son un ataque directo, es preferible compartir otros puntos de vista que hagan nuestra visión mucho más amplia, que la enriquezcan y buscar en ese enriquecimiento la verdadera razón, sin necesidad de poner en peligro el bienestar, la amistad y el cariño existente.
Quizás el hecho de querer tener razón no siempre sea lo más razonable, quizás ni siquiera tenga sentido, ni razón de ser.

Un cordial saludo

F. J. Zamora dijo...

Querido amigo paco aqui tu eterno seguidor, y te sigo por que tu eres lo que escribes en este post, comunicador no violento, haces despertar sentimientos y eso es agradable aunque aveces duele.
Me ha agradado verdaderamente tu publicacion.
un abrazo , siempre lector tuyo .
namasté

SilviaE.D. dijo...

Hola Paco!
Muy interesante el articulo. Ojalá todos podamos emplear este tipo de conversacion en todos los momentos de nuestra vida.
Si los humanos tenemos el don de la palabra para entendernos, porque hacerlo con violencia?
Un beso!

Paco Bailac dijo...

ROXANA celebro la oportunidad y coincidencia entre momento/necesidad.
Saludos

Paco

Paco Bailac dijo...

Sencillamente, Belkis.... gracias

Paco

Paco Bailac dijo...

Thenya...

Con una enorme sonrisa te agradezco el comentario..

Bien
Paco

Paco Bailac dijo...

Inés...

Cuánto me agrada verte en la Tertulia.... Gracias infinitas.

Paco

Paco Bailac dijo...

I AM

estoy en sintonia.... no deberiamos imponer razones..
Salud
Paco

Paco Bailac dijo...

Gracias amigo ZAMORA....


No deseo herir a nada y a nadie.... tienes razón, a veces, las cosas nos pueden herir.... pero sin mala intención. Siempre detrás está el amor. Eso que duele debe ser sólo una alerta..
Gracias por tu feedback.
Un abrazo
paco

Paco Bailac dijo...

Silvia...

La violencia debe quedar abolida. Sin duda.
Un abrazo

Paco