TERTULIAS/CHARLAS SOBRE COACHING EMANCIPADOR EN EL CÍRCULO DE COACHING ESPECIALIZADO.



Periódicamente nos reunimos en "petit comité", con un aforo máximo de 10 personas, para debatir sobre COACHING EMANCIPADOR.
Son diálogos participativos para realizar una "iniciación" en la disciplina del coaching adaptada a tu universo de sueños.
Si estás interesada/o en participar GRATUITAMENTE deja tu reserva en paco.bailac@salaidavinci.es y te informaremos de los calendarios previstos.

¡¡¡Ven te esperamos!!!


¡Cuando te miras al espejo! ¿tú te gustas todos los días?


La potencia intelectual de un hombre
se mide por la dosis de humor
que es capaz de utilizar
Nietzsche

La derecha sólo se encarga en repartir y obtener privilegios.
La izquierda simplemente ofrece
ideas para emancipar al hombre..
Anónimo

Imposible gustar a todo el mundo

Relativizar y filtrar las opiniones de los demás es la mejor receta para neutralizar los efectos que los juicios, negativos o positivos, tienen sobre nuestra propia autoestima.
Arthur Schopenhauer ya habló de “la triste esclavitud de estar sometidos a la opinión ajena”. Según el filósofo, una persona inteligente debe moderar en lo posible el sentimiento relacionado con la vanidad, o con la opinión que tienen los demás sobre nosotros: “Resulta casi inexplicable cuánta alegría sienten las personas siempre que perciben señales de la opinión favorable de otros que halaga de alguna manera su vanidad; y, a la inversa, es sorprendente hasta qué extremo las personas se sienten ofendidas por cualquier degradación o menosprecio”. Schopenhauer estaba a favor de relativizar tanto los elogios como las críticas. Pero no es fácil.

La crítica suele estar más relacionada con el que la lanza que con el que la recibe: a menudo, quien critica se confiesa”
“Ni exageradamente susceptibles, ni incapaces de sentir empatía. Como siempre, el camino más sensato es la sensibilidad”

Según el filósofo, “un juicio nos hiere, aunque conocemos su incompetencia; una ofensa nos enfurece, aunque somos conscientes de su bajeza”; y su particular receta consiste en “neutralizar la impresión de una ofensa por medio de encuentros con aquellos que nos tienen en alta estima”. Rodearse, pues, de personas que nos quieren, nos aceptan y nos valoran, además de cultivar una buena autoestima y tener una idea justa de nuestro valor personal, puede ser un buen camino para relativizar las opiniones ajenas, que muchas veces tendríamos que filtrar, sobre todo cuando surgen de la rabia o la envidia, dos de los deportes de éxito en estas latitudes.
Es imposible gustar a todo el mundo. En la infancia, la sociedad corta las alas de algunos de nuestros impulsos naturales –sorber la sopa, ensuciarnos la ropa, dormirnos en los restaurantes– porque a nuestro entorno le preocupa la imagen que estaremos dando o, más allá todavía, la imagen que estarán proyectando ellos como entorno. Y gustamos a todo el mundo, pero a medida que pasan los años, la verdad desagradable asoma: es imposible gustar a todo el mundo. El psicólogo y escritor Wayne W. Dyer sostiene que un 50% de la gente con la que nos topamos es susceptible de no estar de acuerdo con nuestras opiniones. Según Dyer, cuando alguien no está de acuerdo con nosotros, o nos critica, no nos tendríamos que sentir heridos; deberíamos pensar que, simplemente, hemos topado con un miembro de ese club del 50% que piensa de manera diferente.
Ya lo dice el budismo: intentar gustar a todo el mundo nos hará infelices; y si bien es cierto que el sufrimiento es inherente al ser humano, también lo es que hay medidas paliativas que nos hacen más llano el camino. Una de esas medidas es aprender a desvincular la crítica de nuestra persona: entender que quien critica una decisión o una opinión nuestra no está criticándonos a nosotros como persona. En el momento en que alguien saca algo a la luz, ya sea en los ámbitos social, laboral, incluso doméstico o de pareja, se expone a la crítica. Por eso hay que saber encajarlas. Cuando hemos interiorizado el aprendizaje, podremos expresarnos libremente, sin miedo, incluso ante aquellos que piensan de manera distinta. Es su opinión. Otro pensará lo contrario. La crítica suele estar más relacionada con el que la lanza que con el que la recibe: a menudo, quien critica se confiesa. Confiesa sus temores, sus inseguridades, sus frustraciones.
Encontrar el equilibrio. Andar tan pendientes de las opiniones ajenas, el comportamiento de búsqueda de aprobación, puede ocasionar que nos dejemos de lado a nosotros mismos. Si eso pasa, Wayne W. Dyer asegura que llegará un momento en que confundiremos la jerarquía, llegando incluso a pensar que lo que los demás opinen de nosotros es más importante que lo que nosotros mismos opinamos. El sentido común nos dice que tampoco sería higiénico vivir al margen de la visión que los demás tienen de nosotros, porque algunas críticas pueden servirnos de espejo y de trampolín para la mejora, pero lo óptimo sería encontrar el equilibrio. Para empezar el camino hacia ese equilibrio, la psicóloga Begoña Odriozola propone que nos descentremos del yo, que salgamos y conozcamos otras culturas: así entenderemos que existe la diversidad y que, en realidad, la vida tiene tantos matices como personas.
A la vez, y aunque parezca una paradoja, los expertos proponen centrarse en uno mismo: saber con claridad quiénes somos y concedernos, además, el derecho a ser imperfectos. Porque depender únicamente de las opiniones ajenas puede hacernos acabar totalmente confundidos, fluctuando en función de las críticas o los elogios. El cineasta Woody Allen nunca lee las críticas a sus películas: “Porque cuando son buenas, te envaneces, y cuando son malas, te deprimes. Antes solía leer lo que escribían sobre mí, pero dejé de hacerlo porque no hay una distracción que te sirva de menos; es absurdo leer que uno es genio de la comedia o que actúa de mala fe”.
La persona demasiado susceptible tiende a valorar la opinión de los demás por encima de la propia y suele ser muy permeable a las críticas y los elogios: personas altamente sensibles, que pueden caer en el victimismo extremo e interpretar cualquier comentario, incluso una mirada, como una ofensa. Los susceptibles suelen ser personas desconfiadas, con una autoestima baja, y eso les hace parecer enemigos del mundo, cuando en realidad son enemigos de ellos mismos. Lo más habitual es que su hipersensibilidad los aísle del mundo, que pierdan amistades y que les cueste adaptarse a cualquier empresa. Pero son ellos los que más sufren: como dijo Leonardo da Vinci, “allí donde hay más sensibilidad, es más fuerte el martirio”.
preferencias en lugar de necesidades. Además, las personas demasiado susceptibles giran en torno a creencias irracionales que tienen totalmente interiorizadas. Creen que necesitan la aprobación y el amor de todo su entorno para sentir que valen algo, y eso es una fuente de ansiedad, porque queda claro que no podemos gustar a todo el mundo. La psicóloga Mercè Conangla asegura que la manera de corregir este tipo de pensamiento destructor es transformar las necesidades en preferencias, y aceptar que hay cosas que no dependen de nosotros. Está a nuestro alcance ser honestos con nosotros mismos, por ejemplo, no traicionar nuestras creencias más íntimas, ni nuestros valores; pero no está en nuestras manos gustar a la gente.
Lo dicho es fácilmente comprensible a nivel teórico, pero una persona susceptible valora mucho más la opinión ajena que la propia, de manera que será capaz incluso de traicionarse a sí misma si cree que eso le reportará más aceptación del exterior. Y ésa es otra de las más evidentes fuentes de infelicidad.
La psicóloga utiliza una imagen impactante para entender lo que queremos decir cuando hablamos de personas susceptibles: es como si a esa persona le faltara la piel, y que por eso todo le duele, por eso vive sufriendo. El extremo contrario, Conangla lo sitúa en las personas que no son capaces de sentir empatía, o solidaridad, a las que todo lo que se diga sobre ellas o sobre el mundo que les rodea les resbala. Por eso el camino del medio es, como siempre, el más sensato: la sensibilidad. Y eso es algo que se ha de construir a partir de herramientas brindadas por experiencias vitales que recolectamos y que nos van enseñando a solidarizarnos y a aislarnos a partes iguales. La vida, según la psicóloga (más ponderada que su colega Dyer), nos enseña lo que ella llama la teoría del 10%, es decir, aceptar que al menos a un 10% de la gente con la que nos vamos a cruzar durante el día no le vamos a gustar, o nos va a juzgar, o nos mirará mal. A veces lo notaremos, otras no. Aceptarlo, igual que aceptamos la diversidad de la vida, forma parte del juego social.
Ferran Ramón-Cortés, experto en comunicación interpersonal, matiza que las personas a menudo podemos presentar comportamientos susceptibles en alguna área de nuestra vida, pero no en todas. Es posible que allí donde nos sintamos más inseguros, o más desprotegidos, o allá donde nos hayan hecho más daño, todas nuestras alarmas se disparen hasta el punto de convertirnos en una persona susceptible. Eso, según Ramón-Cortés, se puede eliminar trabajando la autoestima y la seguridad personal. Si empezamos un nuevo trabajo y tememos equivocarnos y eso nos vuelve susceptibles, llegará un momento en que nos equivocaremos de verdad y nos daremos cuenta de que no ha pasado nada, que el mundo sigue girando. Tras el error irán pasando los días y veremos que cada vez somos mejores en nuestro trabajo, o nos desenvolvemos mejor en las relaciones personales, y la susceptibilidad se irá diluyendo.
Fuente: El País/Gaspar Hernández


Para conocer la verdad de la historía de tú existencia hay que seguir la sombra de ella.

¿Conoces los signos que deja tu sombra?

40 comentarios:

genetticca dijo...

No acostumbro a comportarme al gusto de los demás ni ha esperar sus juicios, me considero una persona con una personalidad bastante libre, no dependo en absoluto de las opiniones.Pero...soy sensible,demasiado sensible y suelen afectarme las opiniones, a veces hasta me hacen llorar.Pero no cambio en absoluto, a no ser que sea admisible, por mi parte, reconocer que algo está perjudicándome o que hago el ridiculo.

Un saludo Paco

Belkis dijo...

Cuando se quiere gustar a los demás en detrimento de las propias necesidades y debido a una fuerte necesidad de aprobación, se puede caer en depresión, ansiedad, autoculpabilidad y hasta en dejarse manipular. Es imposible gustar a todo el mundo, más que eso creo que lo que debemos es gustarnos a nosotros mismos, reconocer nuestro propio valor y construir nuestra autoestima. Con estos principios como base no daríamos cabida a tanta susceptibilidad. Un saludo Paco y feliz semana!!!!

JR dijo...

Antes solía intentar ser agradable para otros y en el esfuerzo se producía el efecto contrario, hasta que decidí ser autentica y el que no me acepte lo lamento, yo estoy más tranquila y se que no puedo conformar y gustar a todos. Hoy busco gustarme a mi.
Besos, buen inicio de semana.

Janeth dijo...

Un hombre sin sentido de la vida, sin grandes sueños, sin Obra sagrada, está realmente solo.

Parece paradójico, pero precisamente cuando un hombre ya no necesita nada para sí mismo, el Destino le hace encontrar en su camino a seres queridos, verdaderos compañeros de ruta que aspiran a estar a su lado atraídos por la fuerza de su alma. Para convivir verdaderamente con otra persona, es necesario primero dejar de depender de ella.

Sensaciones dijo...

cuando me levanto por la mañana me miro.. ufff qué careto!!!jajaja
pero cuando me lavo la cara... estoy divina... y si no me lo creo yo no se lo creerá nadie, pero eso sí, sin pasarme, creo que hay que tener un punto de humildad y sobre todo no creerse mejor en nada que nadie...


Un beso, me he puesto las pilas y he dejado la sombra a un lado...
gracias!!

maria rosa dijo...

Hace muchos años mi hijo Marcos me regaló el libro "Los cuatro Acuerdos", y es desde entonces uno de los muchos que tengo a mi lado y que de vez en cuando ojeo.
"No te tomes nada personalmente porque, si lo haces, te expones a sufrir por nada.
Sea lo que sea lo que la gente haga, piense o diga, no te lo tomes personalmente. Si te dice que eres maravilloso, no lo dice por tí. No es necesario que otras personas te lo digan para creerlo.
Es posible que incluso me digas: lo que dices me duele.
Pero lo que te duele no es lo que yo digo, sino las heridas que tienes y que yo he rozado con lo que he dicho. Eres tú mismo quien se hace daño.
Te comes toda la basura emocional y la conviertes en tu propia basura.
Cuano te acostumbras a no tomarte nada personalmente no necesitarás depositar tu confianza en lo que hagan o digan los demás. Bastará con que confies en ti mismo para elegir con responsabilidad.
Si mantienes este acuerdoc, viajarás por todo el mundo con el corazón abierto por completo y nadie te herirá, pedirás lo que necesites. Diras si o diras no, lo que tú decidas, sin culparte ni juzgarte. Siempre puedes seguir a tu corazón. Si lo haces, aunque estés en medio del infierno, experimentarás felicidad y paz interior. Permanecerás en tu estado de dicha y el infierno no te afectará en absoluto"
Es el segundo acuerdo "No te tomes nada personalmente".

Hoy estoy un poco cansada, ayer estuve todo el dia de encierro de Coach de Yoga y cada vez son más intensos, no en ejercicio fisicos, en comprensión y llevar a la practica los sutras.
Buena semana Paco, esta es la definitiva de mi mudanza, empezaré una nueva etapa en mi vida, será una prueba fuerte en donde pondré a prueba el desapego lo que voy a realizar.

un abrazo inmenso y gracias por estar y ser.

ESENCIA DE MUJER dijo...

Hola Paco!!! No creas que me he olvidado de ti...sabes que leerte siempre es un placer. Pero lo que sucede es que estoy un poco con falta de tiempo por estos dias....y para leerte necesito justamente lo que me falta...tiempo!!! jaja
Dejo esta pequeña huella mìa para que sepas que te sigo...

Un beso muy grande.
Marìa Laura.

MAJECARMU dijo...

No te puedo decir que no..Mi sensibilidad me ha creado muchos problemas,me influía todo,hasta el aire que respiraba..Ahora,al tomar conciencia de mi misma..me alejo en perspectiva de las circunstancias..y tomo oxígeno para seguir..El diálogo,la comunicación es lo más importante para estar en paz con uno mismo y con los demás.
Sobre todo la fé nos da ese margen de confianza que tanto necesitamos ante la irracionalidad de las circunstancias..Creo que desde ese punto aceptamos a los demás con sus críticas y nace la empatía para comprender.
Un abrazo muy fuerte y gracias por tu cercanía.
M.Jesús.

Palabras Andantes...... dijo...

cuando me miro en mi espejo a veces me gusto y a veces no, =)

me arriesgo a mirarme en el espejo de otros, en este momento de mi vida, no me influye si lo que ven los otros les gusta o no.

tenemos que ser fieles a nosotros mismos, a nuestras creencias y principios, siempre y cuando éstas nos permitan crecer y evolucionar.

un abrazo Paco.

Paco Bailac dijo...

Genetticca.

¿vives entonces en plena libertad? sin dependencia de tu entorno?

saludos


Paco

Paco Bailac dijo...

BELKIS....

¿Te gustas a tí misma?


Paco

Paco Bailac dijo...

JR.

¿cómo lo haces para gustarte siempre?

Paco

JR dijo...

Maestro, no me gusto siempre, pero lo intento, a lo que me refiero es a no esforzarme por que los demás me acepten, pero llevo un trabajo de toda una vida tratando de superarme.
He participado de talleres de autoestima, dejar de sentirse victima, teatro, danzas, reiki, visualización creativa,etc, etc, y de todo he aprendido. Actualmente sigo la ley de atracción, y vaya si es efectiva, no sé si con esto aclaro sus dudas, pero es un duro trabajo, tratar de aceptarse a si mismo. Besos.

Delia dijo...

Ciertamente me gusta bastante lo que veo cuando me miro. Antes me afectaban mucho las opiniones de los demás... ahora, con el tiempo, voy viendo que esas opiniones no tienen tanta validez como la que yo misma tengo sobre mi persona (aunque a veces caigo en la cuenta de que soy demasiado autoexigente y autocrítica, jeje). Pienso que todo es cuestión de práctica y errando aprendemos. Como decía Hugh Prather, "el perfeccionismo es una muerte lenta....". Somos imperfect@s, pues ¿y que?. Un abrazo

genetticca dijo...

No existe la plena libertad, Paco,tu sabes que es asi.
Desde el momento en que me doy para ser útil, que me entrego por amor a mis hijos , a mi familia, a mis semejantes, renunciando a mis libertades.Se puede ser libre entregándose, pero en algún rinconcito del subconsciente almacenamos nuestros deseos de verdadera libertad.
No podemos ser libres mas que en pequeños espacios de nuestras vidas, como la felicidad, no son estados permanentes.
La sensibilidad me gusta, me hace "libre para expresarla"no la reprimo, la sensibilidad son, muchas veces, mis mejores obras.
No vivo pendiente de lo que pensaran de mi, pero tampoco actuo con el pleno convencimiento de hacerlo todo bien, es por eso que si alguien me enjuicia un comportamiento y yo veo que tiene razón, procuro enmendarlo, pero no porque deje de ser yo misma, si no ,para mejorar.
No es eso acaso lo que tu haces con el Coaching?
No leemos acaso tus escritos y tratamos de sacar de ellos lo mejor?No son acaso juicios que expones para ser meditados?
Yo me visto como quiero, hablo como quiero y me expreso como quiero,pero siempre estamos condicionados por algo, queramos o no.
Para ser totalmente libre habría de vivir en una isla sola, o no salir jamás de mi casa.Pero entonces seria esclava de mi libertad.
La televisión se encarga muy bien de fomentar el complejo,la ambición y el remordimiento por el fisico o la posición. Muy pero que muy difícil es mantenerse ajeno a todo. Uf!! me he alargado


Un saludo.

Paco Bailac dijo...

Janeth.

Encantado con tu aportación....a la TERTULIA DEL COACHING.

Besos

Paco

Belkis dijo...

Paco físicamente, un día me encuentro divina de la muerte y otro día me veo horrorosa, pero la verdad es que eso no es tan importante. Interiormente, aún me falta mucho por aprender, pero estoy contenta con lo que voy logrando y si me gusto con lo que voy consiguiendo. Un abrazo

Paco Bailac dijo...

Realmente me pareces DIVINA.. diva de tu voluntaad ...SENSACIONES.... ¡¡QUÉ BIEN!!


Paco

Paco Bailac dijo...

María Rosa... Que pronto estés instalada en tu nuevo "nido" y en él tengas sosiego... además decirte, gracias, por tu interesante aportación.

PACO

Paco Bailac dijo...

ESENCIA DE MUJER..... cuando no ocupas tu silla noto tu ausencia. Gracias por estar y ser.

Paco

Paco Bailac dijo...

María Jesús...

Que alegría leerte en la Tertulia... ¡¡eres tan humana!!

Un abrazo enorme

Paco

Paco Bailac dijo...

PALABRAS ANDANTES....

Gracias por tu sinceridad.... ¿siempre lo eres?

paco

Paco Bailac dijo...

JR.

Encantado con tu precisión...

Siempre contigo

Paco

Paco Bailac dijo...

Delia

Que bonita seguridad transmites...
¡¡estupendo!!


paco

Paco Bailac dijo...

Genettica que la libertad hay que buscarla para avanzar cada dia un poco.

Gracias por SER y ESTAR en la tertulia.


Paco

Paco Bailac dijo...

Belkis ¿cual es la consecuencia de tu de declaración..


paco

Belkis dijo...

Que estoy a gusto conmigo misma, me encuentro bien dentro de mi piel y por ello y aunque soy sensible, no me afecta el que dirán. Contesto?

genetticca dijo...

Vamos Paco.Que la libertad no es algo que se encuentre debajo de una piedra. Buscar algo es para encontrarlo y la libertad no se encuentra ni se busca,se vive y para vivirla hay que reconocerla y para reconocerla hay que experimentarla y para experimentarla hay que ser consciente y dosificarla.
Podrias decirme que pegarse un pedo en medio de un concierto de música clásica es libertad o mala educación?
Perdona el ejemplo,pero es que la libertad es un desligue de todo acto que signifique represión y reprimirse un pedo por educación es represión.
Libertad es escamotearse de cualquier obligación, imposición, reglamenyto, ley, abstencion, consideración... LIBRTAD plena, o no, entonces yo puedo ser libre en mis elecciones, pero doy por sentado que están limitadas.Soy y me siento libre cuando hago lo que me da la gana y aun y asi algo me impide extralimitarme, quizás por aquella frase que dice que la libertasd de uno mismo empieza en la libertad de los demás y como eso no siempre es posible de reconocer me considero maniatada a las normativas sociales,culturales,religiosas,mediáticas,famiares...

No Paco, la libertad no se busca,se vive o no se vive,that is of question.

Besos

Paco Bailac dijo...

BELKIS.... gracias.... por la aclaración..

Paco

Paco Bailac dijo...

Genetticca.... Que generosoa eres... mil gracias por expresarte con tanta libertad....

Un abrazo en libertad

Paco

genetticca dijo...

Y sigo.

Paco, porque las contestaciones a tus comenterios son siempre cortas y escuetas?
Porque agradeces o apruebas generosamente todo lo que se opina? Nunca discrepas o te extiendes, manifestando asi realmente un contraste de opiniones que son en definitiva lo que amenizan y diversifican opiniones .
Tus escritos dan para ello, porque dar las gracias o decir que bien contestais es una rudimentaria manera de cortar por lo sano cualquier debate, que en definitiva el la pretensión de tu blog, bueno, tu le llamas tertulia.
Quizás no tengas tiempo o puede ser que no te guste extenderte, cuando estas de acuerdo con las opiniones, pero yo, que te leo asiduamente, siempre me quedo con ganas de verte mas allá, de extender tu parecer con nuevas perspectivas, que en definitiva permiten a tus comentaristas,una verdadera acción de coaching.

Creo que me has entendido.

Un saludo

genetticca dijo...

Belkis.

En la libertad de acción y de expresión entra la libertad de mostrarse susceptible, si reprimes ese acto ya estas traicionando tu libertad.Estar a gusto con una misma puede, ha veces,significar esclavizarnos pera estar a gusto con los demás.
Si para agradar a tu marido,(por ejemplo)para que su opinion sobre tu fisico o tu caracter, te doblegas a gustos o comportamientos que, de no ser por el no los harias, ya estás pidiendo a gritos un juicio aprobatorio,con mucho gusto, eso si.
Toda libertad forma parte de un juego de libertades,y a mi particularmente, me gusta que me contradigan en mis opiniones, manifestando asi, el oponente, que el también esta haciendo uso de su libertad de expresión, aunqué mi mala préctica en la retención de susceptivilidades me haga llorar, que por supuesto,llorar, tambien es un acto libre,como el reir.


Un saludo

Belkis dijo...

Gracias Genetticca por dirigirte a mi en exclusiva. Estoy de acuerdo contigo en que cada uno dentro de su libertad puede ser todo lo susceptible que quiera. El asunto es que con esa actitud, creo que se lleva una carga muy pesada, porque se suele ser muy retorcido, se suele complicar lo sencillo, se vive con la guardia en alto, cualquier pregunta es interpretada como una indirecta o una condena. Entiendo que la susceptibilidad tiene su raíz en el egocentrismo y la complicación interior. Entiendo que es más sano, como decía Plotino “que todo es bello para el que tiene el alma bella”; es cuestión de verle con buenos ojos, de no etiquetarle por detalles de poca importancia ni juzgarle por la primera impresión externa.
Pero no sé, quizás haya gente que se sienta bien con esas actitudes.

Otra cosa es tener el valor de la sensibilidad, la capacidad que tenemos los seres humanos para percibir y comprender el estado de ánimo, el modo de ser y de actuar de las personas, así como la naturaleza de las circunstancias y los ambientes, para actuar correctamente en beneficio de los demás.

Con respeto a hacer o dejar de hacer algo para agradar a mi marido, o a cualquier otra persona, no recuerdo haber hecho alusión alguna a este contexto en mis comentarios anteriores, pero te digo lo que pienso al respecto. Sin salirse de tus convicciones, puedes sino agradar a los demás, al menos no herir. Mi criterio es mantener el fondo de lo que pienso, siento y digo, pero cuidando la forma de cómo lo hago.

Y con respecto a lo último que expones veo fabuloso que las personas expongan sus puntos de vista, y éstos no tienen porque estar en consonancia con los de los otros, es parte de nuestra libertad. En la diversidad de criterios está el enriquecimiento porque al escuchar ideas contrarias a las nuestras nos replanteamos situaciones, vemos la otra cara de la moneda, o sencillamente, detalles en los que nunca nos habíamos puesto a pensar, que incluso nos pueden llevar a hacer cambiar de opinión con respecto a un tema en concreto. Lo importante es estar abiertos y receptivos.

Disculpa Paco, por haberme extendido tanto utilizando tu espacio y gracias Genetticca nuevamente por tus observaciones sobre mis comentarios. Te invito a visitar mi rinconcito, si gustas y podemos seguir aportándonos.
Un cordial saludo.

genetticca dijo...

Belkis, el espacio de Paco está abierto a estos contrastes de opiniones, si no, que sentido tiene? La conformidad? El acuerdo generalizado?
Ni soy retorcida ni complicada,ni siquiera estoy sobrecargada,sabes porque?
Porque lo sencillo es siempre lo mas complicado,casi todo el mundo lo pasa por alto, debido a su sencillez, porque mis egos son un producto admitido del que me voy desprendiendo,porque vivo con la guardia bien en alto,sobre todo en este mundo donde todos quieren tener la razón, y para ello, emplean palabras construidas desde la razón de otros, que también luchan con sus egos y demuestran,sin verguenza ni reparo, sensibilidades incontroladas.
Somos energia en evolución,por lo tanto susceptibles a cualquier alteracion, si fuesemos máquinas podriamos prevenir estos fallos.
Lo bello es bello ,cuando antes se ha descubierto por integro, su belleza. Nadie tiene siempre el alma bella,ni siquiera los dioses,creadores de bellezas y fealdades,por mas Plutinio que lo diga, es una frase,como otras muchas.No todo es bello bajo el sol,desgraciadamente ocultar la fealdad debajo de la belleza es siempre un maquillaje que acaba corriéndose con el tiempo.
Nada, en la vida,absolutamente nada, tiene poca importancia,todo tiene su porque y esta permitido contrastarlo con la diversidad de sin importancias que nos rodean.
Ser susceptible es eso que acabas de demostrar sintiendote herida con el ejemplo(habia puesto ejemplo entre paréntesis) de tu marido.No habia, por supuesto, intención secundaria ni ofensiva, pero imagino que tu también tines derecho a resquebrajarte alguna que otra vez.

ste es un debate abierto en el blog de Paco, todo esto es puro Coaching, por eso continuo contestándote aqui.Pero visitaré tu blog,gustosamente, porque la amistad y el entendimiento son dos cosas que me complacen eneormemente.

Un beso, sin ningún tipo de conplicación.

Paco Bailac dijo...

Genetticca:

Sobre tu primera aportación respecto a la longitud de mis intervenciones, estás en lo cierto son cortas y nuetras. Lo son toda vez que, acertadamente o no, pretenden dejar abierta la tertulia para los invitados. No es intención de la TERTULIA DEL COACHING cerrar opiniones. Más bien todo lo contrario abrirlas y pluralizarlas. Desde aquí invito a nuestros visitantes a intervenir.
Por ello GENETTICCA te agradezco tu coraje y sinceridad.
Un coach acompaña, no dirije.
Paco
Paco

Paco Bailac dijo...

BELKIS, genetticca; GENETTICCA, belkis. bonita aportación a nuestra TERTULIA.
En nombre de TODOS..... muchas gracias.

Paco

genetticca dijo...

Bueno,podriamos decir que un coaching es el perro de un ciego.
Pero por suerte el perro ha sido primero amaestrado para corresponder a la necesidad del invidente.
En definitiva, quien acompaña a quien?
El ciego que que indica o el perro que obedece?

Perdona,Paco, no soy para nada negativa, me gusta revolver en las cosas que leo o que se me quieren enseñar,porque siempre pienso que cada cual tiene, en si, un camino distinto, para llegar unidos a un mismo fin.
No me sirven los ejemplos ni las enseñanzas de otros, ni quiero imponer los mios.Si acepto un correo energético ambivalente,con sus peros y sus contras,sus triumfos y sus logros.

Quizás por eso siento que a tus contestaciones les falta una chispa, no para dirigir,si no, para discrepar.
Me ha encantado Belkis, creo que es el principio de una buena amistad.


Gracias Paco.

Belkis dijo...

Gracias Genetticca, afortunadamente hoy es fiesta en Murcia, estoy en casa y tengo tiempo para participar en tan interesante diálogo. Sólo quiero aclararte que no me he sentido herida en lo más mínimo por tu comentario ni por nada de lo aquí expuesto, simplemente te contesté porque me dirigiste un comentario directamente a mí. No es mi estilo dirigirme a nadie, sencillamente me gusta mucho este blog, quiero mucho a Paco y aprendo mucho de él, por eso soy una asidua visitante a la terturlia. No suelo juzgar a nadie ni a nada porque parto de que la aceptación es fundamental para el buen entendimiento entre los humanos. Acepto a todos mis congéneres aún cuando sean tan o más sencillos y neófitos en muchas ramas del saber como yo. Gracias mil por tu interés y seguro que éste será el principio de una buena amistad entre nosotras. Me encanta hacer amigos y aprender de los demás. Un fuerte abrazo y que tengas un lindo resto de día. Yo ahora me voy a hacer la comida que mi familia me espera. Besos

Paco Bailac dijo...

Genetticca. Un coach intenta acompañar a las personas, para que no se pierdan o separen de sus objetivos a través de un PLAN DE ACCIÓN realizado solo por la propia persona.... nada más ni nada menos. Agradecidopor tu interes y entrega

Belkis... mi agradecimiento por tu amor

Paco

genetticca dijo...

Vale.

Lo llamaré angel de la guarda.

Discrepo mucho, pero me guardaré mis discrepancias.

Un saludo.