TERTULIAS/CHARLAS SOBRE COACHING EMANCIPADOR EN EL CÍRCULO DE COACHING ESPECIALIZADO.



Periódicamente nos reunimos en "petit comité", con un aforo máximo de 10 personas, para debatir sobre COACHING EMANCIPADOR.
Son diálogos participativos para realizar una "iniciación" en la disciplina del coaching adaptada a tu universo de sueños.
Si estás interesada/o en participar GRATUITAMENTE deja tu reserva en paco.bailac@salaidavinci.es y te informaremos de los calendarios previstos.

¡¡¡Ven te esperamos!!!


MIEDO AL FUTURO



¿MIEDO?

El pánico o lo que llegará puede paralizar nuestro presente. La solución: en vez de preocuparnos por lo que vendrá, ocuparnos por lo que sucede aquí y ahora.

El miedo al futuro es un fantasma capaz de hacer caer a la Bolsa, en picado, detener fábricas y mandar al paro a millones de personas. Detrás de esta crisis existe un poder intangible: el clima de desconfianza que podríamos llamar futuro fobia. Algo a cambiado y desconocemos lo que vendrá a continuación, pero nos asustamos por el mero hecho de no saberlo.
Podemos hacer un símil entre el pavor que está marcando este 2009 y el pánico anticipatorio que padecen las personas fóbicas. Quien, tiene miedo a las aglomeraciones dispara sus alarmas antes de que se encuentren en la situación temida. Ese miedo “adelantado” a menudo provoca más sufrimiento que el momento que trata de evitar. Del mismo modo, la futuro fobia resulta más angustiante y paralizadora que las propias pruebas que el destino va poniendo en nuestra senda, con crisis o sin ella.
Desde la revolución industrial, los avances técnicos, económicos y sociales hacían augurar a la población que los tiempos venideros serían mejores. En el siglo XX, el optimismo hacia el futuro empezó a convertirse en temor. Dos guerras mundiales con un crack financiero en medio y la bomba atómica sembraron la idea de que el porvenir era imprevisible y peligroso. Los aires de esperanza al final de la guerra fría duraron poco, ya que la amenaza se trasladó a otros frentes.
“El problema de este siglo es que el futuro ya no es lo que era”. (Paul Valéry)

Desde los atentados del 11 de septiembre, el mido a nuevas agresiones ha guiado las políticas y los prejuicios de ambos bandos. Con la actual crisis económica, el pánico al futuro ya es un clima en el que debemos aprender a respirar. Para ello es importante comprender de qué manera incide en nuestro modo de pensar.
Esta demostrado que la preocupación por lo que va a suceder se graba en el celebro con la misma intensidad que un hecho negativo real, y cuanto más tiempo dedicamos a pensar en lo que sucederá, nuestro miedo crece cada vez más.
Para desconectar este circuito, la solución es sustituir los pensamientos negativos que dejan falsos recuerdos por ocupaciones inmediatas. Dicho de otra forma, en lugar de pre-ocuparnos por lo que sucederá, nos ocuparnos en lo que está sucediendo aquí y ahora.
¿Cómo podemos deshacernos de esta emoción tan difícil de alejar?.
Para alejar el mido el único instrumento que hay es nuestra capacidad de comprenderlo. En lugar de oponernos a él, debemos analizar las reacciones que genera en nosotros. Al observar fríamente lo que nos asusta, nuestro temor adquiere unas dimensiones proporcionadas, sin la inflación del pánico anticipatorio.
Nos preguntamos: ¿Qué podría pasar en el peor de los casos? Y vemos que el resultado no es tan terrible como para que nos angustiemos de ese modo. Podemos incluso plantear alternativas que llevaríamos a cabo en caso de que nuestro temor se hiciera realidad.
Identificar y comprender nuestros miedos nos permite anticiparnos sobre ellos, del mismo modo que la evitación solo nos sirve para reforzarlos:

“ Los seres humanos hemos desarrollado astutamente una red de escapes:
entretenimientos, bebida, sexo, cualquier cosa nos sirve para escapar del miedo. Pero si queremos vivir como seres humanos tenemos que resolver el problema. Vivir con miedo es como vivir en la oscuridad, con un conflicto y una resistencia enormes. Cuanto mayor el miedo, mayor es la tensión, mayor es la neurosis, mayor el impulso de escapar”

Por lo tanto lo primero que tenemos que hacer es no tener miedo al miedo. Si el futuro nos angustia, veamos cuáles son nuestros temores y por qué no los hemos resuelto todavía.
Dado que como los humanos somos una especia eminentemente práctica, si la futuro fobia no presentara ventajas, sin duda ya nos abríamos desecho de ella. ¿Qué compensaciones hacen que evitemos enfrentarnos al mido futuro, que es el miedo a lo desconocido?. … Como ejemplo la Crisis y sus consecuencias son la excusa ideal para perezosos y conformistas. Si no innovamos ni arriesgamos a causa de las malas perspectivas, no habrá manera de salir de esta situación: “El hombre no es una realidad ya hecha, sino que por el contrario se está siempre haciendo. Es esencialmente proyecto, está arrojado hacia el futuro. Ese es el horizonte de cumplimiento de sus expectativas, pero también de sus fracasos. En este sentido, el miedo al futuro y el miedo al fracasado son casi equivalentes.” Tendríamos que valorar mas el camino que la llegada, es decir disfrutar de cada momento presente con el que pavimentamos nuestra senda hacia el futuro.

El miedo es el medio

“Nunca temas a las sombras. Sólo significan que hay una luz brillando cerca” (Ruth R. Renkel)

Pongamos otro ejemplo: En una primera lectura, el espanta pájaros asusta a los pájaros. Pero si en lugar de salir huyendo, el ave decide acercarse, entonces se abre una tercera fase. “Cuando el miedo ha desaparecido tiene lugar una verdadera revelación: el espantapájaros no es un peligro, sino una oportunidad, ya que nos señala con precisión el lugar en el que podemos encontrar alimento. Por un baile de letras el miedo se ha convertido en el medio”. El miedo indica donde se halla el tesoro. Cada temor descubre un aspecto no resuelto del que debemos ocuparnos. El alimento de nuestro futuro es despejar las brumas que no nos dejan ver con claridad el horizonte.

Por lo tanto bienvenido sea el miedo al futuro si nos sirve para ocuparnos de un tema no resuelto: cómo encararnos al resto de nuestra vida, cuales son nuestras prioridades y que vamos a hacer a partir de ahora mismo para alcanzar nuestras metas.
Cuando hablamos de futuro todo son estimaciones, porque el verdadero oráculo del porvenir es la propia persona. Lo que venga no caerá del cielo, sino que será resultado de miles o incluso millones de decisiones personales que habremos tomado en el presente. Sin duda, nuestras expectativas condicionan el futuro, pero la buena noticias que también podemos decidir como contemplamos el mundo para encontrar el mundo adecuado..

24 comentarios:

----- Jennifer ----- dijo...

su blog es muy bueno ...

Paco Bailac dijo...

Gracias....... Jennifer.....

Paz


Paco

salvadorpliego dijo...

Muy bueno su escrito, lleno de sabias palabras. Un verdadero gusto leerlo. Lo felicito.

Palma da Mão dijo...

Olá Paco, trago carinho e saudade...
Temo o conhecido, o que já me feriu a alma, o desconhecido aguardo-o pacientemente, procurando em mim o conhecimento que me permitirá olhar esse amanhã com respeito.
Belo tema
Beijinhos
Liliana

Tatiana dijo...

Que o medo não nos impeça de viver!
*
Saiba que é muito bom abrir minha
página de recados e lá encontrar
as suas palavras.
Obrigada por seu carinho!
Tenha uma excelente semana!
Beijos

Paco Bailac dijo...

Salvador muy agradecido por sus bellas palabras. La Tertulia del coaching es un intento de emancipación del individuo a través de provocar que vean los acontecimientos desde otra perspectiva distinta a la acuñada en su modelo mental.
Un saludo
Paco

Paco Bailac dijo...

Palma tus bellas palabras emocionan mi alma y la de la familia de la TEERTULIA.
Gracias

Paz
Paco

Paco Bailac dijo...

Tatiana muy agradecido por tus cariñosas palabras.

Paz

Paco

Erica Maria dijo...

Olá...obg pela visita, estou te linkando lá e te seguindo tb!

Voltarei sempre!

Bjos!

Paco Bailac dijo...

Saludos Erica Maria.....

Paz


Paco

Belkis dijo...

La crisis, el miedo, las preocupaciones…. Yo creo Paco que cuando la vida le entrega un limón a una persona, en vez de que se desespere, vea lo amargo de su situación y piense que está vencido, en que ese era su destino y en que no tiene la menor oportunidad, en vez de echarle la culpa al mundo por su desgracia y de autocompadecerse; debería pensar que la culpa de que la vida le haya entregado un limón no ha sido de las estrellas, ni de los demás, sino suya propia y debe aprender de esa desgracia y pensar en cómo se puede mejorar esa situación, en cómo convertir ese limón en limonada.
La cosa más importante de la vida no es capitalizar las ventajas. Lo que verdaderamente importa es beneficiarse con las pérdidas.
Para cultivar una actitud mental que nos procure paz y felicidad hagamos limonada cuando el destino nos entregue un limón.
Como siempre gracias por tus interesantes entradas que son alimento para el espíritu e inspiración para la reflexión.
Un beso del alma.

lili laranjo dijo...

LA LUNA


La luna…
Como me mira…
La luna …
Como me quiere...
Y yo la miro
Y ao sintir
Mis ojos...
Me escapas
E te olvidas...
Pero...
Continuas mirando...
Y yo miro...
Que legos...
La luna...
Si rei para mi!...



LILI Laranjo

SilviaE.D. dijo...

Hola Paco!
Me encantaron tus palabras.
El miedo paraliza. Sin duda alguna que debemos ocuparnos y no preocuparnos. Lo que tiene que ser, será de cualquier manera.
No es fácil, pero hay que aprender a ver las cosas en perspectiva, como de afuera y resolver, buscar las posibles salidas.
Sé que no es fácil,pero se logra.
Un beso grande!!

verdemundo dijo...

Tú no tienes miedo a morir?

Paco Bailac dijo...

Belkis no hemos de tomar juntos esa limonada..... Maravilla.

Paz y amor



Paco

Paco Bailac dijo...

La luna nos mira y nos determina con su mirada silenciosa, con sus movimientos de felino.

Gracias LILI LARANJO, Gracias.

Paz y amor.


Paco

Paco Bailac dijo...

Dicen que la FE MUEVE castillos, Silvia. Fomentemos esa creencia.

Un abrzo y mil gracias por tu presencia en la TERTULIA


Paco

Paco Bailac dijo...

Verdemundo.... Yo tengo todos los miedos del mundo. Pero intento no paralizarme con ellos.

Paz y Amor

Paco

☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* dijo...

Buena información, con una explicación impecable.

El miedo, desaparece con el conocimiento de la causa.

Amigo a parte de saludarte también vengo a disculparme por no pasar tan seguido como desaría, pero es que voy fatal de tiempo.

Te dejo un relajante abrazo y te avisaré para el aniversario del blog que no puedes faltar a la fiesta, lo pasaremos genial.

Un besote.

Beatriz

Paco Bailac dijo...

BEATRIZ es siempre un placer recibirte en la Tertulia del Coaching. Gracias por los comentarios tan afectuosos.

Paz
Paco

Carmen dijo...

Me has hecho reflexionar con tus palabras.

Siempre hay que aprender de lo que nos suceda en la vida y buscar un camino para seguir adelante.

Un besito y feliz semana

Paco Bailac dijo...

CARMEN yo reflexiono cuando llegas a la TERTULIA.
Gracias y no dejes de visitarnos.

Feliz Pascua, amiga

Paco

tulipan negro dijo...

No se puede tener miedo a algo que no conocemos, el futuro a sido incierto siempre, mas bien pienso que tenemos miedo a perder todo aquello que ya tenemos........
y en vez de intentar salvaguardar el presente haciendo un esfuerzo por solucionar problemas casi siempre miramos al pasado y dejamos afloran de nuevo todos los fantasmas enterrados .........

Miedo palabra que por si sola ya nos hace sentir miedo sin tenerlo ........

Paco Bailac dijo...

tulipan negro....Nos aportas un suspiro de tranquilidad con tus palabras. Gracias.

Paz

Paco