TERTULIAS/CHARLAS SOBRE COACHING EMANCIPADOR EN EL CÍRCULO DE COACHING ESPECIALIZADO.



Periódicamente nos reunimos en "petit comité", con un aforo máximo de 10 personas, para debatir sobre COACHING EMANCIPADOR.
Son diálogos participativos para realizar una "iniciación" en la disciplina del coaching adaptada a tu universo de sueños.
Si estás interesada/o en participar GRATUITAMENTE deja tu reserva en paco.bailac@salaidavinci.es y te informaremos de los calendarios previstos.

¡¡¡Ven te esperamos!!!


¿POR QUE OCULTAS TU SOLEDAD?


El eco es espejismo y el espejo es un eco.
También es un puente entre el olvido y la memoria.
A veces cambia tanto que no lo reconocemos como nuestro.
Nos atribuye barbaridades que curiosamente nunca dijimos,
sólo las pensamos.
¿Será que el eco también recoge materiales en el cerebro distraido?
Mario Benedetti.

SOLEDAD versus AISLAMIENTO

En soledad vivía
y en soledad ha puesto ya su nido.Y en soledad la guía
a solas su querido,también en soledad
de amor herido.
No debemos lamentarnos de la soledad toda vez que esta nunca traiciona. Podemos disfrutar de la compañía mientras sea alegre y placentera. Pero hemos de procurar aprender a caminar solos pues comprobaremos, en las muchas andaduras que hagamos, que en el camino nadie nos llevará a cuestas.
La soledad es nuestra verdadera naturaleza, pero lo queremos ignorar. Consecuentemente seguimos siendo unos desconocidos para nosotros mismos, y en vez de ver nuestra soledad como una situación dichosa y llena de belleza, silencio y paz, la malinterpretamos como aislamiento. Cuando descubras tu soledad podrás crear, podrás participar en todas las cosas que quieras, porque esa participación ya no implicará que estás huyendo de ti mismo/a.

13 comentarios:

Zarela dijo...

Sobre soledades
“Cada día estoy sola en mi habitación, pero acompañada por ti, tú estas en mi interior”…LP.

Necesitamos de los otros, y los otros necesitan de nosotros, es una afirmación correcta, pero en estos días la sociedad la ha manipulado de tal forma que se han alterado los valores. Ya no se necesita de otro para compartir ideas, ayudarse y aprender, sino que se necesita del otro meramente por intereses egoístas. Ahora el hombre cae en soledad al sentirse manipulado y aprovechado, frustrando el encuentro de otro solo por el mero placer de distracción o competividad.
Otros en cambio han perdido su habilidad de estar solo por el hecho de ser famoso, sufren de otro tipo de soledad, la soledad a no encontrarse con ellos mismos. Tanta exterioridad, que la interioridad queda perdida en una nebulosa oscura. Entonces se crean ídolos de carne y hueso, fríos y desconocidos, solos en su interior, huecos en otras palabras. El “hombre absurdo”, tanto trabajar para exponerse, para obtener el éxito social, pero, que al fin, vive una soledad que él mismo se impone. Este hombre toma su yo muy en serio, que finalmente lo sacrifica.
Detenerse en un equilibrio sobre el hacer y el ser, es muy necesario para no sentirse solo, porque hay algunos que de tanto hacer no se conocen y otros que de no hacer nada no quieren conocerse. Los unos y los otros evaden el hecho de estar a solas consigo mismo, los primeros debido a tanta actividad y los segundos a su desinterés. Lo más triste es que no encuentran nada de que hablar con ellos mismos. Seres solitarios interiormente.

“Cada día creo menos en todas esas otras cuestiones que han inventado las gentes para no tener que afrontar la única verdadera cuestión que existe: la cuestión humana, que es la mía, y la tuya, y la del otro, y la de todos.
Y como sé que me dirás que juego con los vocablos y me preguntarás lo que quiero decir con eso de la cuestión humana, habré de repetírtelo una vez más: la cuestión humana es la cuestión de saber qué habrá de ser de mi conciencia, de la tuya, de la del otro y de la de todos después de que cada uno de nosotros se muera. Todo lo que no sea encarar esto, es meter ruido para no oírnos. Y he aquí por qué tememos tanto a la soledad y buscamos los unos la compañía de los otros.
Se busca la sociedad no más que para huirse cada cual de sí mismo, y así, huyendo cada uno de sí, no se juntan y conversan sino sombras vanas, miserables espectros de hombres” (M. de Unamuno, Soledad. Ensayos, Madrid, Aguilar, 1951).

Hay otros que voluntariamente acogen la soledad, estos simplemente la hacen, sin estar acompañados pero en su interior no se sienten así, sino que constantemente piensan en otros, sus recuerdos, no le permiten el dolor de soledad. Este hombre se acompaña a si mismo, lo que más tarde le permite acompañar a los demás.

MAJECARMU dijo...

El encuentro con uno mismo en silencio.. se adquiere poco a poco,en soledad..

Enfrentarse a uno mismo..es palpar la limitación humana frente a la inmensidad del espíritu, unidos a la naturaleza y a los demás.Sintiendo nuestro arraigo a la tierra y a la vez nuestra vocación divina.. que nos lleva a aprender,fijándonos en los seres y en las cosas que nos muestran como maestros las lecciones de cada día..

Enfrentarse a uno mismo en soledad es sentir el inmenso reflejo de la paz que nos llega,latente y vivo en cada instante,porque cada instante guarda la energía vital del Creador..

Enfrentarse a uno mismo en soledad es ser consciente del camino.. de lo mucho que queda.. y de lo mucho que necesitamos de la Providencia..

Enfrentarse a uno mismo en soledad es sentir la plenitud de existir.. y poder dar a los demás todo lo que cada día recibimos gratuitamente del Cielo..!!

Enfrentarse a uno mismo en soledad es "saber que somos nada" Y esa bendita cura de humildad, nos prepara para seguir dando y cumpliendo nuestro destino.

Por tanto,Paco La Soledad es gran maestra y compañera,que nos hace fuertes de espíritu.

Un abrazo y gracias por tus palabras.
M.Jesús

Belkis dijo...

Como bien dices en este post Paco, la compañía es buena y necesaria siempre que sea alegre, placentera y constructiva, pero una vez no lo es, preferible la soledad, que no quiere decir aislamiento, porque con éste se multiplican las penas, las congojas crecen, las ansiedades aumentan y la desesperación se profundiza.
Los períodos de soledad nos ayudan para la meditación contemplativa. Este apartarse para comulgar con uno mismo, ayuda a reunir las fuerzas y sabiduría necesarias en los conflictos del día a día, y a conseguir la energía necesaria para solucionar los problemas de naturaleza moral y espiritual. Ese retiro voluntario renueva la mente, inspira el alma, alivia la tensión, elimina los conflictos y ayuda a conocerse mejor a uno mismo, lo cual constituye una base muy sólida en el proceso de evaluación y crecimiento personal.
Un cariño saludo amigo entrañable.

maria rosa dijo...

Que bonitas las palabras de Benedetti sobre el eco.
Se dice que nacemos y morimos solos...
La soledad por voluntad propia es una bendición, no así cuando no la queremos.
Según nos vamos haciendo mayores, algunos apreciamos esa soledad y la aprovechamos, otros... viven en su victimismo añorando y muriendo sin saber disfrutarla llevandoles al aislamiento.
Como bien dices, hemos de procurar aprender a caminar solos... es nuestra naturaleza.
La meditación puede ayudarte en ese caminar de soledad.
un abrazo,

JR dijo...

Sabes, antes me pesaba la soledad, pero aprendí a disfrutarla y es verdad que la aprovecho para meditar, crear, y hacer muchas cosas que me interesan. También me gusta la buena compañía.
Como diria Benedetti "tengo una soledad muy concurrida".

Besos.

SilviaE.D. dijo...

Hola Paco!
Hasta hace poco tiempo, pensaba que no podría vivir, estar sola...Ahora, me di cuenta que la soledad es buena compañera cuando uno está bien consigo mismo. Es muy ciero eso que decís, que en soledad uno puede crear, hacer las cosas que uno ama.
Un beso grande!

Paco Bailac dijo...

Zarela....

IMportante aportación la que nos dejas..... La tertulia del coaching nunca estará sola mientras tú estés en ella.

Un abrazo

Paco

Paco Bailac dijo...

M Jesús.

Desde la SOLEDAD te mando mi agradecimiento por tu sabia compañía.
Un abrazo.

Paco

Paco Bailac dijo...

Belkis....

Gracias por tus aportaciones.


Paco

Paco Bailac dijo...

María Rosa..

Cuando sabemos estar solos solos empezamos a crecer....

Paco

Paco Bailac dijo...

JR.

¿Esa soledad concurrida lleva a la plenitud?

Fuerza

Paco

Paco Bailac dijo...

SILVIA...

¿Podría ser la soledad el termómetro de nuestro espíritu?


Paz

Paco

franKeinas dijo...

Cuando razón amigo! Debemos estar tranquilos y agusto con nosotros mismos.

Un saludo!