TERTULIAS/CHARLAS SOBRE COACHING EMANCIPADOR EN EL CÍRCULO DE COACHING ESPECIALIZADO.



Periódicamente nos reunimos en "petit comité", con un aforo máximo de 10 personas, para debatir sobre COACHING EMANCIPADOR.
Son diálogos participativos para realizar una "iniciación" en la disciplina del coaching adaptada a tu universo de sueños.
Si estás interesada/o en participar GRATUITAMENTE deja tu reserva en paco.bailac@salaidavinci.es y te informaremos de los calendarios previstos.

¡¡¡Ven te esperamos!!!


CUIDAR ES MUCHO MÁS QUE CURAR.


El mejor medio de acudir en ayuda de las personas
muy perplejas y de tranquilizarlas
consiste en alabarlas de una manera resuelta.
Nietzsche
Cuidar es mucho más que curar
El tratamiento de enfermos terminales va más allá que el manejo de síntomas físicos
Un enfermo terminal no es sólo una persona con una dolencia. Tiene necesidades físicas, sí, pero también espirituales, psíquicas, de orden práctico, burocrático... Además no suele estar solo. A su alrededor hay familiares y amigos, que también necesitan un bienestar. Todos estos aspectos deben ser abordados cuando se presta atención sanitaria a una persona para la que ya no hay curación. Porque la imposibilidad de sanar -algo inevitable para todas las personas en algún momento- no debe reducir la intención de aliviar.
"Es un deber deontológico abordar con decisión la sedación en la agonía, incluso cuando de ese tratamiento se pudiera derivar, como efecto secundario, una anticipación de la muerte".
Con ello se recogen las directrices de la Estrategia Nacional de Cuidados Paliativos y toda la doctrina que ya existe sobre buenas prácticas médicas, pero de una manera concisa y clara, que ayuda a decidir. Por eso insiste en que "la sedación en la agonía no es un tratamiento excepcional; el incremento de personas que precisan cuidados paliativos constituye actualmente un paradigma que debe estar presente en la enseñanza de las Facultades de Medicina y en los Programas de Formación Continuada y en la conciencia de todos los médicos".
Claro que antes de llegar a esa situación hay otros pasos que conviene recorrer. Por ejemplo, que "el objetivo es el confort". "Nunca vamos a curar al enfermo y toda medicación que suministremos irá encaminada a mejorar el bienestar de nuestros pacientes", por ejemplo a través del coaching.
"El médico, en ocasiones, llega a la conclusión de que, desde el punto de vista 'curativo', poco se puede hacer por el enfermo terminal. De ahí que su dedicación a este tipo de pacientes no sea tan intensa como la prestada a enfermos afectados de otras patologías 'curables".
"El médico interpreta el acercamiento de la muerte de su enfermo como un fracaso profesional", "Los médicos, como el resto de los seres humanos, difícilmente asumen el asunto de su propia muerte. Si esto es así, el enfermo está recordando al médico su propia mortalidad, lo que dificultará su contacto con este paciente"

10 comentarios:

Rosario dijo...

El dolor más grande de mi vida, fue cuando el médico nos digo a mi madre y a mi que mi padre estaba en fase terminal.
Sigo recordando ese momento como si fuera ahora mismo,
Recuerdo la mirada de mi padre como buscaba la miá, el me decía siempre que al mirarme a los ojos sabia lo que me pasaba, yo, bajaba mi vista, hasta que el me cogió la mano y me digo “porque no me miras a los ojos..” le mire a los ojos y los dos terminamos llorando.
El no pregunto nada pero sabia que se iba, estuvo rodeado en todo momento del calor y el amor de su familia.
La atención que tubo y el amor de su familia fue vital para el, mi padre murió en 9 días, diciéndome que nos quería a mi madre y a mi, ,murió en mis brazos, es algo que no podre olvidar nunca, en la vida, el amor que sentía por mi padre y el por mi.
La unidad de cuidados paliativos se porto con el maravillosamente, mi padre murió de un cáncer.
Me siento muy orgullosa de ser su hija, fue buen hijo, buen marido, buen padre y un maravillo abuelo.
Mi padre me digo que cuando estuviera triste o quisiera hablar con el, que mirara al cielo que siempre estaría a mi lado
El dolor que sufrimos por la perdida de un ser querido es indescriptible, y más si has tenido un maravilloso padre, que en ningún momento se quejo de nada
;Mi padre era un ejemplo a seguir.

Siento haberme extendido tanto.
Un besito Rosario

SilviaE.D. dijo...

Hola Paco!
Es muy dificil para el paciente terminal entender lo que le sucede, pero es peor para el que está acompañando y viendo cómo se va deteriorando el ser querido.
Esta situación, la viví con mi mamá. Cuando el médico diagnosticó cancer de hígado, ya me imaginé todo lo que se venía. Si bien tuvo una atención muy buena, cariñosa, contenedora, sobre todo, es muy doloroso saber que esa vida tiene poco por delante.
Tal vez los médicos sientan eso que decís, pero la verdad es que los que atendieron a mi mamá lo hicieron con un gran respeto, con un gran cariño, una gran dedicación, tratando de que no sufriera para nada. Se hizo el tratamiento adecuado, pero al final sí se empleó la sedación. A veces no queda otra alternativa para evitar el sufrimiento del paciente.Los que sufrimos somos los que observamos todo. Pero el tiempo va preparando para el desenlace final. La fe ayuda mucho en estos casos, por lo menos a mí me hizo bien, aunque luego tuve otro tipo de ayuda profesional.
Estos casos de enfermedad terminal desgasta mucho a la familia.
Un beso

☼El Rincón del Relax☼ *Beatriz* dijo...

Muy interesante lo que explicas, además de complicado para el paciente.

Amigo, recibe un generoso y cálido abrazo para tu ser

Beatriz

Belkis dijo...

El cuidar es mucho más que curar. Si cuidamos curamos, prevenimos, rehabilitamos, acompañamos, consolamos. No se trata de alargar la vida, puesto que se trata de enfermos terminales, sino proporcionales la mayor calidad de vida posible hasta la muerte. Naturalmente yo pienso que si se puede, se debe facilitar alivio y confort físico a través de analgésicos, ansiolíticos o cualquier otro medicamento que pueda ayudar, pero también hay otros canales como por ejemplo la comunicación (la verdad duele, pero el engaño duele mucho más), el soporte emocional, el soporte espiritual, el acompañamiento en cuanto a compartir tiempo, recuerdos, ayudarles a superar los miedos, pienso que el hecho de que el paciente terminal esté en su casa, en su entorno familiar, donde se siente más seguro, siempre que sea posible, es preferible. La creación de un ambiente de seguridad es fundamental. La aportación de un profesional que pueda ayudar tanto al paciente en este estado como a la familia, siempre es un aporte muy positivo al proceso. Para todo ello hace falta con carácter prioritario una gran dosis de amor y compromiso.
Interesante tema como todos los que nos traes. Recibe un muy cariñoso saludo y mis mejores deseos para tu total recuperación. Muchos besos

i am... dijo...

Aunque comparto en líneas generales la idea del texto, debo aclarar que cuando aplicamos las MDC o medidas de confort a un paciente terminal, no solo lo estamos acomodando, esas medidas no son solo físicas, y no solo son aplicables al paciente, puesto que se hacen extensibles a su entorno familiar, al que intentamos ofrecerles nuestra ayuda y facilitarles en la medida de lo posible el paso por ese mal trance.
También creo que es justo aclarar no solo en nombre del facultativo, sino de todo el equipo que da asistencia, que no se deja de asistir a nadie por el hecho de no tener expectativas de salvación, si bien es algo lógico que ante una urgencia se dé prioridad a quien tenga un futuro, eso no quiere decir que se deje de lado al paciente terminal, es ley de vida.
Tampoco comparto la idea de que perder un paciente nos recuerda nuestra propia inmortalidad, más bien diría que lo que nos recuerda es nuestra propia humanidad. Así como no considero que esa pérdida debamos tomarla como algo personal, como un fracaso, si bien a todos nos gustaría poder ver salir del Centro a todos y cada uno de los pacientes por su propio pie, somos conscientes de que eso no es así, y no es culpa nuestra en un alto porcentaje de ocasiones.
Esta claro que curar y cuidar no son lo mismo, sin embargo puedo asegurarte que la mayoría de las veces, en mi profesión es imposible mantener ambas cosas separadas.

Besos
Espero que este comentario si salga, el de ayer se perdió por alguna esquina

Paco Bailac dijo...

I AM

Un sabia intervención sobre un tema muy espinoso.

Gracias

Paco

Paco Bailac dijo...

BELKIS una vez más tu aportación es una tesis doctoral. Gracias...
¿quién ayudaría a las familias?
Un saludo

Paco

Paco Bailac dijo...

Beatriz te mando un abrazo muy fuerte.

Paco

Paco Bailac dijo...

Silvia.

Gracias por relatarnos tu experiencia personal... eres muy generosa.

Un saludo

Paco

Paco Bailac dijo...

Rosario.. Un excelente relato emocional de tu vivencia. Gracias por ser tan generosa, gracias... mil gracias.

Paco