TERTULIAS/CHARLAS SOBRE COACHING EMANCIPADOR EN EL CÍRCULO DE COACHING ESPECIALIZADO.



Periódicamente nos reunimos en "petit comité", con un aforo máximo de 10 personas, para debatir sobre COACHING EMANCIPADOR.
Son diálogos participativos para realizar una "iniciación" en la disciplina del coaching adaptada a tu universo de sueños.
Si estás interesada/o en participar GRATUITAMENTE deja tu reserva en paco.bailac@salaidavinci.es y te informaremos de los calendarios previstos.

¡¡¡Ven te esperamos!!!


¿VIENES?



"EL VALIOSO TIEMPO DE LOS MADUROS"

"Conté mis años y descubrí, que tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante, que el que viví hasta ahora...

Me siento como aquel chico que ganó un paquete de golosinas: las primeras las comió con agrado, pero cuando percibió que quedaban pocas, comenzó a saborearlas profundamente.

Ya no tengo tiempo para reuniones interminables donde se discuten estatutos, normas, procedimientos y reglamentos internos, sabiendo que no se va a lograr nada.

Ya no tengo tiempo para soportar absurdas personas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido.

Ya no tengo tiempo para lidiar con mediocridades. No quiero estar en reuniones donde desfilan egos inflados. No tolero a maniobreros y ventajistas.

Me molestan los envidiosos que tratan de desacreditar a los más capaces para apropiarse de sus lugares, talentos y logros.

Detesto, si soy testigo, de los defectos que genera la lucha por un majestuoso cargo.

Las personas no discuten contenidos, apenas los títulos. Mi tiempo es escaso como para discutir títulos.

Quiero la esencia, mi alma tiene prisa... Sin muchas golosinas en el paquete...

Quiero vivir al lado de gente humana, muy humana.

Que sepa reír de sus errores.

Que no se envanezca, con sus triunfos.

Que no se considere electa, antes de hora.

Que no huya de sus responsabilidades.

Que defienda la dignidad humana.

Y que desee tan sólo andar del lado de la verdad y la honradez.

Lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena.

Quiero rodearme de gente que sepa tocar el corazón de las personas....

Gente a quien los golpes duros de la vida le enseñó a crecer con toques suaves en el

alma.

Sí, tengo prisa, pero por vivir con la intensidad que sólo la madurez puede dar.

Pretendo no desperdiciar parte alguna, de las golosinas que me quedan...

Estoy seguro que serán más exquisitas, que las que hasta ahora he comido.

Mi meta es llegar al final satisfecho y en paz con mis seres queridos y con mi conciencia.

Espero que la tuya sea la misma, porque de cualquier manera, llegarás..."

Mario de Andrade.

8 comentarios:

Sara dijo...

Esto es lo q hay. Q nos quiten lo bailao... ;)

Romayris dijo...

Realmente tus posts día tras días me dejan más que satisfechas.

Me quedo con esta parte de lo leido:

Lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena.

Quiero rodearme de gente que sepa tocar el corazón de las personas....

Gente a quien los golpes duros de la vida le enseñó a crecer con toques suaves en el alma.

Un enorme abrazo!

roxana dijo...

Hola Paco , escribi lo mismo hace poco en el blog mio! E igual que vos ya comi muchos caramelos y tengo menos tiempo de vivir de lo que he vivido, espero que sea mas concentrado!!!!
Un abrazo

Circe La Hechicera dijo...

Paco, que bonito, la madurez está llena de riquezas, saborear vivencias al amparo de la experiencia, brindarle vida a los años. Precioso!. Abrazos!!!!!

MAJECARMU dijo...

Bello escrito que ratifico totalmente,Paco..

Es el momento de vivir intensamente cada ser y cada cosa,sintiendo su energía..
Es el momento de poner nuestra esencia en los seres y las cosas.. y darles vida..!!

Es el momento de crear eternidad.. y no de quemar el tiempo..!!

Mi abrazo y felicitación,amigo.
M.Jesús

Belkis dijo...

Yo voy Paco, porque en el valioso tiempo que estoy viviendo he comprendido que lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena. Comparto plenamente el contenido de este texto. Ya no tengo el tiempo para desperdiciarlo en mediocridades, lamentos y egos inflados. Trato de disfrutar sin remordimientos ni tristezas lo que la vida me ofrece. Sólo tengo tiempo para aumentar y gozar de lo que considero esencial en mi vida.
Las golosinas me sobran, aunque dicen que a nadie amarga un dulce.
Gracias por compartir el texto, lo desconocía y me honestmente me ha llegado.
Besos

maria rosa dijo...

Estupendo texto que comparto plenamente.
un abrazo,

Ana Márquez dijo...

Me gusta sobre todo la gente que "a quien los golpes duros de la vida le enseñó a crecer con toques suaves en el alma". De esas es de quien más se puede aprender.

Besos, Paco, todos mis seguidores tenéis un regalito en mi blog :-) Besos