TERTULIAS/CHARLAS SOBRE COACHING EMANCIPADOR EN EL CÍRCULO DE COACHING ESPECIALIZADO.



Periódicamente nos reunimos en "petit comité", con un aforo máximo de 10 personas, para debatir sobre COACHING EMANCIPADOR.
Son diálogos participativos para realizar una "iniciación" en la disciplina del coaching adaptada a tu universo de sueños.
Si estás interesada/o en participar GRATUITAMENTE deja tu reserva en paco.bailac@salaidavinci.es y te informaremos de los calendarios previstos.

¡¡¡Ven te esperamos!!!


TEXTOS PARA EL ALMA 648




Entró siendo un hombre maduro y salió ya anciano.


Convivir con el destino requiere de una necesaria de constancia ilustrada. Al ritmo de la convivencia, vamos consumiendo etapa tras etapa  una existencia quizá no siempre reconocida y mucho menos reflexionada. La naturaleza y su entorno social nos marcan el modelo que, ni de lejos, llega a ser propio.

De una manera burda y escasamente sofisticada, abdicamos en el desconocimiento de nuestro reinado de la infancia que, a la postre, era la única patria propia. Pero el destino está ahí, por revelar, por descubrir, por comprender. Lo vamos conociendo con el tiempo pero quizá nunca comprendiendo ya que, nuestra “pusilánime configuración del alma”,  nos impide afrontar la realidad sin egoísmos ni emociones, fríamente, es decir, razonablemente.

Desaparecemos presencialmente alejados de toda sabiduría, embriagados de emociones.  Nuestro testimonio intelectual es leve ya que “la propia vida” nos ha llevado hacia episodios consumistas pues, como la sorna popular dice, “nacemos para tener y no para comprender”.

La búsqueda espiritual, es una opción posible para abandonar el “modelo” y comprender nuestro destino;  pero requiere ser coherente dentro del esfuerzo cotidiano. Podemos descubrir la Emancipación a través de un pacto con un compromiso en la renuncia   de la comodidad aceptando que “las palabras vuelan y los ejemplos arrastran”. Si, solo a través de la acción encontraremos a la Emancipación que, por supuesto, nunca se revela plenamente para que no cese la búsqueda y nos acomodemos en su encuentro.

Si, por fin, si llegas a la ancianidad, alguien debe dar testimonio de tu capacidad de “amar al otro” rompiendo, quizá el destino que te estaban programando tener, tener y tener sin dejarte revelar tu SER,

0 comentarios: