TERTULIAS/CHARLAS SOBRE COACHING EMANCIPADOR EN EL CÍRCULO DE COACHING ESPECIALIZADO.



Periódicamente nos reunimos en "petit comité", con un aforo máximo de 10 personas, para debatir sobre COACHING EMANCIPADOR.
Son diálogos participativos para realizar una "iniciación" en la disciplina del coaching adaptada a tu universo de sueños.
Si estás interesada/o en participar GRATUITAMENTE deja tu reserva en paco.bailac@salaidavinci.es y te informaremos de los calendarios previstos.

¡¡¡Ven te esperamos!!!


TEXTOS PARA EL ALMA 643




 "La mortaja no tiene bolsillos"

La locura llamada afirmar, la enfermedad llamada creer, la infamia llamada ser feliz....Todo eso huele a mundo, sabe a esa triste cosa que es la tierra.

Se indiferente. Ama el ocaso y el amanecer, porque no tiene ninguna utilidad, ni siquiera para ti el amarlos. Viste tu SER del oro de la calle muerta, como un rey depuesto en una mañana de rosas,  con Mayo en las nubes blancas y las sonrisas de las vírgenes entre las quintas retiradas. Que tu ansia muera entre mirtos, que tu tedio cese entre tamarindos y que el murmullo del agua acompañe todo como un atardecer junto a los márgenes de un rio sin otro sentido que el de seguir corriendo, eterno, hacia remotísimas mareas. Lo demás es la vida que nos deja, la llama que se apaga en nuestra mirada, la púrpura gastada antes de que la vistamos, la luna que vela nuestro abandono, las estrellas que extienden su silencio sobre nuestros momentos de desengaño. Asidua, la aflicción estéril y amiga que nos aprieta contra su pecho con amor.

Mis dominios estuvieron en otro tiempo en valles insondables. El ruido de unas aguas que nunca supieron de la sangre que riega el oído de mis sueños. Las copas de los árboles que la vida olvida eran verdes siempre en mis olvidos. La luna era fluida como el agua entre las piedras. El amor nunca llegó a aquel valle y por eso todo allí era feliz. Ni sueño, ni amor, ni dioses en un templo, viviendo entre la brisa y el tiempo siempre uno, y sin saber de añoranzas, de las más prescindibles de las creencias.

Mi destino es la decadencia.

Pessoa.

0 comentarios: