TERTULIAS/CHARLAS SOBRE COACHING EMANCIPADOR EN EL CÍRCULO DE COACHING ESPECIALIZADO.



Periódicamente nos reunimos en "petit comité", con un aforo máximo de 10 personas, para debatir sobre COACHING EMANCIPADOR.
Son diálogos participativos para realizar una "iniciación" en la disciplina del coaching adaptada a tu universo de sueños.
Si estás interesada/o en participar GRATUITAMENTE deja tu reserva en paco.bailac@salaidavinci.es y te informaremos de los calendarios previstos.

¡¡¡Ven te esperamos!!!


NO PODEMOS PEDIR A UN DIENTE QUE SE MUERDE A SÍ MISMO; TAMPOCO LA EMANCIPACIÓN PUEDE MOSTRARSE A SÍ MISMA



EL SER Y LA SED

Amanecimos. Fuimos lanzados al oleaje de la existencia como gotas grávidas de ser.
Amanecimos y amanecemos sin cesar de la profundidad de donde proceden todas las posibilidades. De ahí y de ningún otro lugar –Lugar que está en todos los lugares- proviene la vida que se va haciendo en nosotros apertura y conciencia.
Contenidos en su insondable inmensidad, emergemos.
Lo hacemos como contornos separados, como fragmentos del Todo para que podamos reunificarnos de nuevo mediante la ofrenda de la porción que somos.
Recorremos la vida a partir de la irrepetibilidad que nos es confiada y después, vaciamos nuestro cuenco repleto de experiencia y de existencia en el Pleroma  total .que se enriquece con la aventura de cada individuación.
Así, grávidos de ser, se nos desgaja de la Unidad primera para que aprendamos a ser y nos responsabilicemos de ser.
Existiendo, posibilitaremos el darse del Mar en nosotros. Al darnos regresamos a él.
Alcanzamos la razón de vivir cuando comprendemos que nuestro ser es el suyo vertido en nosotros para que lo vertamos en él.
Cuanto más íntegro este retorno, más se revela la razón de todo cuanto es. Cada instante es una oportunidad, una brecha, un pasaje que se va abriendo y nos va haciendo ceder lo que somos en EL que es.
Así es la danza del Ser: movimiento incesante de salida y de retorno, éxtasis y enstasis que en cada contorno toma la forma única de lo que cada cual es.
Olas en el Mar, cada una lo expresa de un modo singular. El Mar se expresa en una profusión inacabable de formas, movimientos y procesos.
La sed de SER es la paradoja del agua que tiene sed de acuidad. ¿Será acaso que somos agua congelada en algún glaciar remoto, procedente de nubes que vinieron del Océano para que, tras el deshielo, podamos recorrer la distancia que separa las cumbres solitarias de las mansas playas de arena?
Tenemos sed de Océano porque el agua que somos en estado de hielo tiene impreso el recuerdo de haber sido parte de su Azul fluido e inmenso.
Se nos da el ser para que aprendamos a ser y repletos de ser, estreguemos nuestro ser.
“Por nosotros, en nosotros, sin nosotros, comprendió Marguerite Porete, audaz mujer del siglo XIII que ardió en llamas por ver lo que pocos son capaces de ver y de soportar ese ver.
Este continuo movimiento de asumir y desprendernos de lo-que-somos en El-que-es.
A través de nuestra existencia retornamos a la Fuente que se vierte en el Mar de donde proviene.

0 comentarios: