TERTULIAS/CHARLAS SOBRE COACHING EMANCIPADOR EN EL CÍRCULO DE COACHING ESPECIALIZADO.



Periódicamente nos reunimos en "petit comité", con un aforo máximo de 10 personas, para debatir sobre COACHING EMANCIPADOR.
Son diálogos participativos para realizar una "iniciación" en la disciplina del coaching adaptada a tu universo de sueños.
Si estás interesada/o en participar GRATUITAMENTE deja tu reserva en paco.bailac@salaidavinci.es y te informaremos de los calendarios previstos.

¡¡¡Ven te esperamos!!!


LA AFONÍA DE LA EMANCIPACIÓN




Aquel rubio de Albacete vino, madre, y me miro.
¡No lo puedo mirar yo!
Aquel rubio de los trigos hijo de la verde aurora,
alto, sólo y sin amigos pisó mi calle a deshora.
La noche se tiñe y dora de un delicado fulgor.
¡No lo puedo mirar yo!
Aquel lindo de cintura, sentí galán sin.....
sembró por mi noche oscura
su amarillo jazminero, tanto me quiere y te quiero
que nis ojos se llevó.
¡No lo puedo mirar yo!
Aquel joven de la Mancha vino, madre, y me miró.
¡No lo puedo mirar yo!
Gª Lorca
Encontrarte a ti mismo

Los grandes maestros nos dicen que la cuestión más importante del mundo es: “¿Quién soy yo?” O, más bien: “¿Qué es yo?”.
¿Qué es eso llamado YO? ¿Qué es esa cosa llamada mi propio ser?
¿Quieres decir que entiendes el resto de las cosas del mundo y no entiendes esto? ¿Quieres decir que entiendes de astronomía y de agujeros negros y quásares, y que estás estudiando informática, y no sabes quién eres? Aún estás dormido. Eres un científico dormido. ¿Quieres decir que entiendes quién fue Francisco Franco o Simón Bolivar y no sabes quién eres tú? ¿Cómo sabes que has entendido a la Historia? ¿Quién es la persona que ha entendido eso? Esto es lo primero que tienes que averiguar. Éste es el fundamento de todo, ¿vale? Como no lo hemos entendido, tenemos a toda esa estúpida gente involucrada en guerras religiosas y/o económicas.; musulmanes luchando contra judíos, protestantes contra católicos, y el resto es basura. Ellos no saben quiénes son, porque, si lo supieran, no habría guerras. Como la niña pequeña que pregunta al niño.
- ¿eres presbiteriano?
-      No, pertenezco a otra abominación, dice él.
Pero lo que me gustaría resaltar ahora mismo es la auto observación. Me estás escuchando, pero, mientras lo haces, ¿estás oyendo algún otro sonido además de mi voz? ¿Eres consciente de tus reacciones mientras me escuchas? Si no es así, te van a lavar el cerebro. O bien vas a sentir la influencia de fuerzas internas de las que no eres consciente en absoluto. E incluso si eres consciente de cómo reaccionas ante mí, ¿eres al mismo tiempo consciente del lugar del que procede tu reacción? Tal vez no me estés escuchando en absoluto; tal vez tu papá me esté escuchando. ¿Crees que es eso posible? Por supuesto que lo es. En mis grupos de terapia me encuentro una y otra vez con personas que no están allí en absoluto. Su papá está allí, su mamá está allí, pero ellos no están allí. Y nunca han estado. “Yo vivo ahora; no yo, sino mi papá, que vive en mí” Bien, esto es absoluta y literalmente verdad. Podría ir extrayendo detalles de ti: ¿De dónde viene esta frase, de papá o de mamá, del abuelo o de la abuela……, de quién?
¿Quién está viviendo en ti? Cuando llegas a darte cuenta de esto, te puedes sentir horrorizado. Crees que eres libre, pero probablemente no hay un gesto, un pensamiento, una emoción, una actitud, una creencia en ti que no venga de otra persona. ¿No es horrible? Y tú no lo sabes. Estamos hablando de sensaciones mecanicas que han sido grabadas en ti. Sientes algunas cosas con mucha intensidad, y crees que efectivamente eres tú quien las siente con fuerza, pero, ¿es realmente así? Vas a necesitar mucha conciencia para entender que tal vea eso que llamamos “YO” es simplemente un conglomerado de tus experiencia pasadas, de tus condicionamientos y programación.
Esto es doloroso. De hecho, cuando empiezas a despertar, experimentas mucho dolor. Es doloroso vez que tus ilusiones se resquebrajan. Todo lo que creías haber construido se desmorona, y eso duele. En esto consiste el arrepentimiento; en esto consiste el despertar. Por tanto, ¿qué tal si te tomas un minuto, exactamente donde estás sentado ahora, para ser consciente, mientras hablo, de lo que está sintiendo tu cuerpo, de lo que está ocurriendo en tu mente y de cómo es tu estado emocional? ¿Qué tal si intentas ser consciente de la pizarra, de si tienes los ojos abiertos, del color de estas paredes y del material del que están hechas?  ¿Qué tal su pruebas a ser consciente de mi rostro y de tu reacción a este rostro? Porque estás teniendo una reacción, tanto si eres consciente de ella como si no. Y probablemente no es tu reacción, sino una reacción que te impone tus condicionamientos. ¿Y qué tal si tratas de ser consciente de algunas de las cosas que te acabo de decir?; aunque eso no sería consciencia, porque ahora sólo es memoria.
Se consciente de tu presencia en esta habitación. Dite a tu mismo: “Estoy en esta habitación” Es como si estuvieras fuera de ti mismo mirándote. Nota un sentimiento ligeramente diferente del que tendrías si estuvieras mirando a las cosas de la habitación. Más adelante preguntaremos: “Quién es esta persona que está mirando? Yo me estoy mirando a mí. ¿Qué es el YO” ¿Qué es YO” De momento, basta con que me observe a mí mismo, pero, si te encuentras a ti mismo condenándote o aprobándote, no detengas la condena, el juicio o la aprobación; simplemente obsérvalo. Me estoy condenando; me estoy desaprobando; me estoy Aprobando. Simplemente míralo, y punto. ¡No intentes cambiarlo! No digas “Oh, se nos ha dicho que no hagamos esto” Simplemente observa lo que está ocurriendo. Como te he explicado antes, la auto observación significa mirar: observar lo que está ocurriendo dentro y fuera de ti como si le estuviera ocurriendo a otra persona.
Mello 

0 comentarios: