TERTULIAS/CHARLAS SOBRE COACHING EMANCIPADOR EN EL CÍRCULO DE COACHING ESPECIALIZADO.



Periódicamente nos reunimos en "petit comité", con un aforo máximo de 10 personas, para debatir sobre COACHING EMANCIPADOR.
Son diálogos participativos para realizar una "iniciación" en la disciplina del coaching adaptada a tu universo de sueños.
Si estás interesada/o en participar GRATUITAMENTE deja tu reserva en paco.bailac@salaidavinci.es y te informaremos de los calendarios previstos.

¡¡¡Ven te esperamos!!!


¿ILUSIÓN O ILUSO?


APEGO A LA ILUSIÓN.

Cuando te apegas a algo, la vida se destruye; cuando te aferras a cualquier cosa, dejas de vivir. Esto se repite continuamente en todos los ciclos de la vida. Y uno integra esto entendiéndolo.
Entiende. Entiende también otra ilusión: que la felicidad no es lo mismo que la excitación, no es lo mismo que emocionarse. Y otra ilusión es que la emoción viene de vivir la realización de un deseo. El deseo genera ansiedad, y antes o después produce su resaca. Cuando has sufrido suficientemente, estás preparado para verlo. Te alimentas de excitación. Es como alimentar a un caballo de carreras con productos selectos: darle vino y pasteles. Ésa no es manera de alimentar a un caballo. Es como alimentar a un ser humano con medicamentos. No te llenas el estómago de medicamentos. Necesitas comida y bebida buena, sólida y nutritiva. Tienes que entender todo esto por ti mismo.
Otra ilusión es que otra persona pueda hacer esto por tu; que algún salvador, o gurú, o profesor pueda hacer esto por ti. Ni siquiera el mayor gurú del mundo puede dar un solo paso por ti. Tienes que darlos tú mismo/a. “La Emancipación no puede hacer nada que tú no quieras hacer; no delegues en ella tu responsabilidad” “Eres tú quien tiene que digerir tu comida”; “eres tú quien tiene que entender”. Nadie puede entender por ti. Y su lo que buscas es la verdad, entonces debes hacerlo tú. No puedes apoyarte en nadie.
Y otra ilusión más: considerar relevante ser respetable, ser amado y apreciado, ser importante. Muchos dicen que tenemos el impulso natural de ser amados y apreciados, de pertenecer a un grupo o relación. Esto es falso. Abandona esa ilusión y encontrarás la felicidad. Tenemos el impulso natural de ser libres, el impulso natural de amar, pero no de ser amados. Frecuentemente manifestamos “nadie me quiere”; ¿cómo puedo ser feliz? ¡¡reflexionemos!! “¿Quieres decir que nunca tienes momentos en los que te olvidas de que no eres amado, sueltas esa idea y te sientes feliz?
Una mujer, por ejemplo,  está absorta en una película. Es una comedia y ella se está destornillando de risa, y en ese bendito momento se olvida de recordarse a sí misma que nadie la quiere, que nadie la quiere, que nadie la quiere…. ¡Es feliz! Después, al salir del cine con su amiga, ésta se va con su novio, dejándola sola. De modo que empieza a pensar: “Todas mis amigas tienen novio y yo no tengo a nadie. Soy tan infeliz. ¡Nadie me quiere!
En India, muchos de nuestros pobres están empezando a tener radios y transistores, que son todo un lujo.  “Todo el mundo tiene un transistor” se oye decir, pero yo no tengo; “soy tan desgraciado”…. Hasta que todo el mundo empezó a tener transistores se sentían perfectamente felices. Es lo que te pasa a ti. Hasta que alguien te dijo que no serías feliz si no eras amado, te sentías perfectamente feliz. Puedes ser feliz no siendo amado, no siendo deseado por alguien o no siendo atractivo para alguien. Te sientes feliz por el contacto con la realidad. Eso es lo que aporta felicidad, el contacto con la realidad. Eso es lo que aporta felicidad, el contacto momento a momento con la realidad. Ahí es donde encontrarás a la Emancipación; ahí es donde encontrarás la felicidad. Pero la mayoría de la gente no está dispuesta a escuchar esto.
Otra ilusión es que los secesos externos tengan el poder de herirte, que otras personas tengan el poder de abrir tu mente. Más no lo tienen. Eres tú quien les da ese poder.
Y otra ilusión más: que tú seas todas esas etiquetas que la gente te ha puesto encima o que tú te pones a ti mismo. No lo eres, ¡no lo eres! De modo que no tienes que aferrarte a ellas. El día que alguien me diga que soy un genio y yo me lo tome en serio, tendré un gran problema. ¿Sabes por qué? Porque entonces empezaré a estar tenso: he de mantener el nivel, he de mantenerlo. Después de cada charla tendría que averiguar: “¿Te ha gustado la conferencia? ¿Sigues pensando que soy un genio? ¿Ves? ¡Lo que tienes que hacer es aplastar la etiqueta! Aplástala; ¡entonces serás libre! No te identifiques con esas etiquetas. Eso es lo que piensa otra persona. Así es como te percibió en aquel momento. ¿Eres de verdad un  genio? ¿Eres un pirado? ¿Eres un místico? ¿Estás loco? En realidad ¿que importa? Siempre que sigas siendo consciente, que vivas la vida momento a momento. Esto se expresa maravillosamente en este texto: Mira a los pájaros del cielo: no siembran ni cosechan ni llenan graneros…. Considera los lirios del campo…; no se esfuerzan ni se afanan…. Éste que habla es el verdadero místico, la persona despierta.
Entonces, ¿por qué esa ansia? ¿Puedes tú, con todas tus ansiedades, añadir un solo momento a tu vida? ¿Por qué preocuparse por el mañana? ¿Hay vida después de la muerte? ¿Sobreviviré después de la muerte? ¿Por qué preocuparse por el mañana? Entra en el hoy. Alguien dijo “la vida es algo que nos ocurre cuando estamos ocupados haciendo otros planes” Eso es patético. Vive el momento presente. Es algo que notarás a medida que vas despertando. Te descubrirás viviendo en el presente, saboreando cada momento. Una buena señal es estar oyendo la sinfonía nota tras nota sin desear detenerla.
Mello

0 comentarios: