TERTULIAS/CHARLAS SOBRE COACHING EMANCIPADOR EN EL CÍRCULO DE COACHING ESPECIALIZADO.



Periódicamente nos reunimos en "petit comité", con un aforo máximo de 10 personas, para debatir sobre COACHING EMANCIPADOR.
Son diálogos participativos para realizar una "iniciación" en la disciplina del coaching adaptada a tu universo de sueños.
Si estás interesada/o en participar GRATUITAMENTE deja tu reserva en paco.bailac@salaidavinci.es y te informaremos de los calendarios previstos.

¡¡¡Ven te esperamos!!!


SER REQUIERE UN ESFUERZO QUE EL TENER NO DEMANDA.



LA DOBLE EXPERIENCIA DE LO REAL.

En nuestra condición de hablantes la gran consecuencia que de ahí se deriva consiste en nuestra doble experiencia de lo real. Gracias a esa doble experiencia de lo real somos capaces de relativizar y cambiar nuestro modo de vida cuando es necesario y modificar nuestra comprensión y valoración de la realidad y de nosotros mismos cuando LAS CIRCUNSTANCIAS LO REQUIEREN.
Así vivimos, clara u oscuramente, toda nuestra comprensión-valoración de la realidad es relativa; eso comporta también que sepamos, clara u oscuramente, que ninguna de nuestras concepciones y representaciones de lo real es definitiva. Sabemos. A la vez, que toda nuestra noticia mental y axiológica de la realidad, en su valor absoluto, nos resulta informulable y vacía de formas.
Ninguna de nuestras formulaciones y representaciones alcanza a lo Absoluto, porque las formulaciones y representaciones sólo tienen que ver con lo que es relativo a nosotros, y lo ABSOLUTO no lo es.
Las viejas religiones hicieron ese trabajo. Ligaron las dos experiencias como la fuente y lo fontado. –la realidad absoluta es la fuente y la realidad relativa es lo emanado- y representaron esas dos experiencias como Dios y criaturas, corrigiendo a la vez la separación y diciendo que las criaturas no tienen ninguna existencia en sí mismas.
Esa forma de representar la relación de la doble experiencia de lo real era adecuada a un tipo de sociedades que se programaban para no cambiar.
Según esta concepción religiosa, Dios o los antepasados sagrados, crean las cosas y todos los seres según la lectura de las necesidades que las sociedades concretas y su programa colectivo hacen de todo ello. Y Dios o los antepasados sagrados revelan y legan el proyecto de vida individual y colectiva, -que funcionará como programa social., con todo lo que eso comporta de interpretaciones y valoraciones de la realidad, de modos de actuación y organización, de modos de vida en general.
Esa creación y esa revelación no quitan a las cosas su carácter relativo y derivado, sino que dan razón de ello, y así las hacen intocables. Dios lo ha hecho así,
La articulación que establecen las religiones entre las dos experiencias no es más que una representación y una forma de relacionar lo absoluto con lo relativo, lo que es con lo que no tiene ser en sí mismo,
Se mantiene una relación entre lo Absoluto y lo relativo y sin embargo, simultáneamente se aduce que existe una toral y completa independencia de lo absoluto respecto de toda relación. Las religiones tienen que dejar en la penumbra la contradicción que supone hablar de relaciones con lo Absoluto. Y actúan así porque la experiencia absoluta de la realidad tiene lugar en el seno mismo de lo relativo y porque esa experiencia y su expresión han de verterse para vivirse y expresarse en el programa relativo; deberán, pues, hacerlo de forma que no se destruya lo relativo desvalorizándolo por completo, sino dándole, sin que deje de ser relativo, una cierta manera y por su origen, valor incondicional, porque Dios lo creó así y lo impuso así.
La experiencia absoluta de lo real no tiene lugar fuera de la experiencia de lo relativo. Cuando lo Absoluto se muestra en el seno de lo relativo se produce un doble efecto contrapuesto: se desvalora lo relativo y se lo sacraliza, como se sacraliza un vaso sagrado. Se lo proclama sin valor y simultáneamente se lo proclama intocable.

0 comentarios: