TERTULIAS/CHARLAS SOBRE COACHING EMANCIPADOR EN EL CÍRCULO DE COACHING ESPECIALIZADO.



Periódicamente nos reunimos en "petit comité", con un aforo máximo de 10 personas, para debatir sobre COACHING EMANCIPADOR.
Son diálogos participativos para realizar una "iniciación" en la disciplina del coaching adaptada a tu universo de sueños.
Si estás interesada/o en participar GRATUITAMENTE deja tu reserva en paco.bailac@salaidavinci.es y te informaremos de los calendarios previstos.

¡¡¡Ven te esperamos!!!


¿LOS VIERNES, AMOR?




“LOS ESPECIALISTAS CONSIDERAN QUE EL VIERNES POR LA TARDE ES EL MEJOR DÍA PARA DAR NOTICIAS NEGATIVAS, YA QUE SU IMPACTO ES MENOR”
Los mensajes negativos, aunque no nos afecten directamente, generan incertidumbre, una visión catastrofista de la vida y del futuro y afectan a nuestra salud.

Las sociedades que nos precedieron fueron víctimas de toda clase de plagas, hambrunas y epidemias que se cebaban en la población. En el primer mundo, más allá de nuestras carencias materiales, hoy en día, otra clase de plaga azota el inconsciente colectivo. Vamos a hablar de las malas noticias con las que nos bombardean los medios de comunicación y que nos han instalado en un escenario de pánico y desazón.
En el actual estadio de la crisis, muchas personas se preguntan por qué Mariano elige también los viernes para dar malas noticias por televisión. Los especialistas en medios de comunicación consideran el viernes por la tarde como el mejor momento para dar noticias negativas, ya que el impacto de la opinión pública es menor. Una de las razones que esgrimen es que el sábado hay un bajo consumo de periódicos, y por tanto el recorte de turno quedará diluido entre las noticias deportivas que protagonizan los periódicos de fin de semana.
Esta práctica no es exclusiva de los gobiernos que aprietan el cinturón a los ciudadanos. También muchos despidos en las grandes empresas se comunican en viernes por la tarde.
Podría pensarse que la razón es permitir al empleado reponerse del disgusto durante el fin de semana. Sin embargo, el motivo suele ser otro muy distinto. Un despido anunciado en viernes por la tarde, cuando los empleados ya se van a casa, provoca una alarma mucho menor que hacerlo un lunes por la mañana, con lo cual la noticia se convertiría en la comidilla de toda la semana.
Podemos definir una “mala noticia” como aquellas situaciones en las que existe una sensación de falta de esperanza, una amenaza al bienestar mental y físico, un riesgo de alteración del estilo de vida, o cuando un mensaje transmite una disminución de las opciones sobre la vida.
¿TRABAJAMOS LA BUENA NOTICIA?

0 comentarios: