TERTULIAS/CHARLAS SOBRE COACHING EMANCIPADOR EN EL CÍRCULO DE COACHING ESPECIALIZADO.



Periódicamente nos reunimos en "petit comité", con un aforo máximo de 10 personas, para debatir sobre COACHING EMANCIPADOR.
Son diálogos participativos para realizar una "iniciación" en la disciplina del coaching adaptada a tu universo de sueños.
Si estás interesada/o en participar GRATUITAMENTE deja tu reserva en paco.bailac@salaidavinci.es y te informaremos de los calendarios previstos.

¡¡¡Ven te esperamos!!!


"CUANDO NOS HABLAN NO DEBES ESCUCHAR LAS PALABRAS. ESCUCHA EL SILENCIO"





RESISTENCIAS

La resistencia es una cualidad de la materia y de la vida que da consistencia a las cosas y solidez a las personas. Si no existiera, el mundo se desmoronaría al menor embate.
Aguantar forma parte del proceso de transformación y esa resistencia nos ennoblece. Pero la ofuscación nos endurece. Cuando nos obstinamos, el dolor crece hasta hacerse insoportable. Necesitamos rebasar los límites de lo insostenible para que se produzca…. La entrega. Hasta que no llega, la rigidez provoca diferentes formas de sufrimiento.
Dolor y sufrimiento se confunden y nutren mutuamente. El dolor es un recurso de la vida que nos advierte de una inadecuación, de una distorsión, de algo que nos agrede.
Es una señal del organismo o de la psique para que nos demos cuenta de que se ha producido un asalto al cuerpo o al alma.
El dolor es inmediato, claro, inocente.
El sufrimiento es dolor atenazado, atrapado en el corazón y en la mente. Es un cultivo del pensamiento que alimentamos con la comparación, el reproche, el reclsmo o la anticipación. Proviene de la frustración por lo que desearíamos que fuera y no es, por lo que deseamos que hubiera sido y no fue, por lo que deseamos que sea y no llega.
Si nos soltamos y aceptamos que lo que vivimos forma parte del recorrido que nos llevará al Mar, creceremos más allá de lo que habíamos imaginado o deseado.
Vivir de manera que lo que duela nos duela sin aumentarlo con nuestras exigencias, expectativas o preferencias, es un estado de gracia poco común, una inocencia difícil de alcanzar.
Exigente es la libertad que nos permite recibir lo que adviene sin confusiones entre las condiciones que le imponemos a la vida y lo que ella nos ofrece.
Ceder no es claudicar. Es aceptar y dejarse tomar por el brazo del instante, abrirse a la confianza de que todos los recorridos van a dar al Mar, porque el Mar es el fondo de cada recodo del trayecto, por desconcertantes que nos parezcan sus meandros. Tan solo se nos pide que seamos capaces de soltarnos y confiar.
Melloni

0 comentarios: