TERTULIAS/CHARLAS SOBRE COACHING EMANCIPADOR EN EL CÍRCULO DE COACHING ESPECIALIZADO.



Periódicamente nos reunimos en "petit comité", con un aforo máximo de 10 personas, para debatir sobre COACHING EMANCIPADOR.
Son diálogos participativos para realizar una "iniciación" en la disciplina del coaching adaptada a tu universo de sueños.
Si estás interesada/o en participar GRATUITAMENTE deja tu reserva en paco.bailac@salaidavinci.es y te informaremos de los calendarios previstos.

¡¡¡Ven te esperamos!!!


¿PARA QUE NACÍ? ¡¡¡UN TRUENO DESPERTÓ MI ALMA!!! 2



“Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados”

Cuando un alma ha llegado al menosprecio del mundo, con el espíritu de pobreza, a la tranquilidad con la mansedumbre, viendo que en la tierra todo es vanidad y aflicción del espíritu, llora su destierro y sus faltas pues nuestras lágrimas atraen hacia nosotros la misericordia divina. Acepta en espíritu de penitencia los dolores que te hacen con frecuencia verter lágrimas, y deja a la emancipación que has cultivado, el consuelo de enjugarlas.

“Bienaventurados los que tienen hambre y ser de justicia, porque ellos serán hartos”

El deseo de la justicia, es el primer paso en el camino de la perfección. La verdad y la justicia, he aquí el pan que debes dar a tu alma llevando una vida seria y abundante en buenas obras. Mira tu flaqueza para pedir con fervor. Cada uno recibe el pan espiritual según la medida de sus deseos.

“Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia"

La práctica de esta palabra llena de encanto el trato con el prójimo. Dispones a hacer servicio a aquellos de quienes tenemos alguna queja y a recibirlas con benevolencia. Analiza si realmente te esfuerzas por lograr esta caridad llena de sencillez, que deja a nuestras obras libres de todo egoísmo y resentimiento. Es mejor la misericordia que el sacrificio.

“Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios”

Cuanto más pura es un alma, más estrechamente se une a ella la Esencia Divina. Teme todo cuanto pueda empañar la pureza de corazón, sobre todo el pecado y esas aficiones imperfectas que lo llenan de polvo. Vela por la pureza de la inteligencia que es la mirada del corazón. Ama todo lo que guarda la pureza interior; la oración, el alejamiento del mundo, la presencia de la emancipación. Así, será tu corazón un cielo en el que habitará la docta ignorancia que te hará crecer a ti y a tú entorno.

“Bienaventurados los pacíficos, porque ellos serán llamados hijos de Dios”

La paz conservada con la rectitud de la voluntad es la compañera de la pureza; ésta no se obtiene más que con el perdón de los pecados, porque es una consecuencia de la justicia. El gran secreto para gozar de paz es el no separar uno su voluntad de la de Dios (los límites de nuestra ignorancia). Con la práctica de las virtudes que conservan la paz (humildad, mansedumbre, abnegación, el silencio) anteponiendo el bien del prójimo a nuestro gusto. El Espíritu Santo, que es amor, es lazo de unión y paz entre los humanos.

0 comentarios: