TERTULIAS/CHARLAS SOBRE COACHING EMANCIPADOR EN EL CÍRCULO DE COACHING ESPECIALIZADO.



Periódicamente nos reunimos en "petit comité", con un aforo máximo de 10 personas, para debatir sobre COACHING EMANCIPADOR.
Son diálogos participativos para realizar una "iniciación" en la disciplina del coaching adaptada a tu universo de sueños.
Si estás interesada/o en participar GRATUITAMENTE deja tu reserva en paco.bailac@salaidavinci.es y te informaremos de los calendarios previstos.

¡¡¡Ven te esperamos!!!


¿SILENCIO?, ¿PARA QUÉ?



El silencio sobre el que me gustaría meditar aquí no es el que se le presenta a la vida como una necesidad, como alternativa necesaria al ruido o a la palabrería.
No es que el silencio sea ajeno a la vida y a sus necesidades, la forma de vivir que abrazan cuantos huyen del mundanal ruido. Es que la palabra, antes de la cual ya vivimos siempre –la palabra a la que la vida se adelanta-, no da lo que promete a cuantos se apoyan en ella. ELLA es sólo promesa, no dádiva cumplida. Pero, para ser promesa de algo, la palabra humana ha de apoyarse, a su vez, en otra cosa: en el silencio de la vida misma, en el silencio del que busca palabras porque las necesita.
El silencio es del que necesita una explicación. Del que requiere razones, palabras. Pero éstas a su vez, necesitan silencio: sin él serían ruido, palabrería. No, empero, un silencio alternativo al ruido o a la palabrería. No un silencio necesario cuando nos molestan el ruido o la palabrería.
Que necesitamos silencio ya lo sabemos. No hace falta explicar por qué. Lo que, sin embargo, requiere una investigación es por qué sentimos la necesidad de hablar, de explicarnos las cosas, y no sentimos, en cambio, la necesidad de callar.
Por qué, teniendo ya la respuesta, seguimos haciendo preguntas; por qué sentimos alegría o tristeza, temor o esperanza, antes de saber por qué.
Por qué, a veces, nos faltan palabras y, cuando ya las tenemos, nos sobran; por qué, para entender a los demás, deberíamos tener presente lo que han dicho y ya no dicen, lo que han hecho y ya no hacen.

El silencio es el lenguaje de la vida, el código oculto en lo que andan cifrados todos los signos. Todos lo comprendemos y, por eso, nadie siente la necesidad de explicarlo. Pero lo que no es necesario explicar es, tal vez, lo que más necesitamos conocer.

0 comentarios: