TERTULIAS/CHARLAS SOBRE COACHING EMANCIPADOR EN EL CÍRCULO DE COACHING ESPECIALIZADO.



Periódicamente nos reunimos en "petit comité", con un aforo máximo de 10 personas, para debatir sobre COACHING EMANCIPADOR.
Son diálogos participativos para realizar una "iniciación" en la disciplina del coaching adaptada a tu universo de sueños.
Si estás interesada/o en participar GRATUITAMENTE deja tu reserva en paco.bailac@salaidavinci.es y te informaremos de los calendarios previstos.

¡¡¡Ven te esperamos!!!


UN FRACASADO ES UN HUMANO QUE HA COMETIDO UN ERROR, PERO QUE NO ES CAPAZ DE CONVERTIRLO EN EXPERIENCIA.



Error o Fracaso
El aprendizaje es un proceso en el que la práctica y el error se suceden de forma natural y lógica. Aprender algo nuevo implica exponernos, probar, explorar y equivocarnos una y mil veces antes de encontrar el método más sencillo, la idea más innovadora.
Sin embargo, mechas veces estas ideas nos resultan evidentes sólo a nivel teórico, porque en la práctica a menudo nos cuesta mirar el error de forma adecuada y provechosa.
Vivimos en una sociedad extraordinariamente enfocada a los resultados y que valora el error como un obstáculo y por tanto como algo que hay que penelizar. En este contexto, hemos aprendido a temer el error, a vivirlo com un tremendo fracaso, a ocultarlo, a negárnoslo a nosotros mismos o a atribuírselo a otros. Veámos, empero, cuatro reflexiones:
1.- Cuando pensamos que error es igual a fracaso, tenemos miedo a explorar y a probar cosas nuevas. No hay posibilidad para la innovación, para la creatividad. Aunque sepamos que: "si hacemos lo de siempre, obtendremos los resultados de siempre".
2.- Cuando pensamos que error es una oportunidad de aprendizaje, las equivocaciones no son tan terribles, sino interesantes oportunidades para mejorar. Por lo tanto, el error se puede mirar de frente, sin miedo. Podemos analizar las causas con más objetividad, diseñar planes de mejora tomando medidas para evitar que vuelva a producirse en el futuro.
3.- Cuando pensamos que el error es igual a fracaso, las emociones asociadas más frecuentes serán miedo, temor, desconfianza, twnsión, irritabilidad, enfado. Este estado de ánimo nos impide a disfrutar y hace que el trabajo resulte duro y penoso.
4.- Cuando pensamos que error es igual a fracaso, es más probable que juzguemos negativamente los errores de los demás. Nos decimos que no son responsables, que no son cuidadosos, que no pusieron la debida atención, que no están comprometidos. Así que nos esfadamos y reaccionamos con reproches. Cuando el líder de un equipo tiene esta forma de ver las cosas, el equipo reacciona arriesgándose lo menos posible, consultando cada nueva acción, esperando instrucciones, ocultando los errores. Los directivos que no saben ver el error como una oportunidad para aprender generan equipos que actúan en consecuencia.

2 comentarios:

franKeinas dijo...

Gran verdad.
Y a veces, que difícil es ya asumir el error. Y si erras más de una vez en lo mismo ya ni te cuento...
De todo se aprende!

Belkis dijo...

Los errores son oportunidades de aprendizaje y de avance. Cada fracaso deberá tomarse como principio de triunfo, siempre que de él extrae el elemento que faltó para vencer.