TERTULIAS/CHARLAS SOBRE COACHING EMANCIPADOR EN EL CÍRCULO DE COACHING ESPECIALIZADO.



Periódicamente nos reunimos en "petit comité", con un aforo máximo de 10 personas, para debatir sobre COACHING EMANCIPADOR.
Son diálogos participativos para realizar una "iniciación" en la disciplina del coaching adaptada a tu universo de sueños.
Si estás interesada/o en participar GRATUITAMENTE deja tu reserva en paco.bailac@salaidavinci.es y te informaremos de los calendarios previstos.

¡¡¡Ven te esperamos!!!


LA MUERTE COMO PARTE DEL CÍRCULO DE SENTIDO EN LA EMANCIPACIÓN.



La muerte como molécula de sentido existencial del frágil ciclo humano.


La muerte es también un fenómeno natural, es decir, posee propiedades que si conviven a la constitución esencial de hombre como ser compuesto de espíritu y matería. La razón para postular ese núcleo esencial natural en la muerte no es tanto y en primer término la idea de que el hombre evidente y naturalmente muere, por ley de su esencia misma; la razón es más bien la evidenciacia de que si la muerte no tuviera esta parte natural y, como si dijéramos, neutral, no podría ser acontecimiento tantp de salud como de perdición.
Pero la muerte no es sólo manifestación de despedida como seres privilegiados. La mueste es también manifestación de nuestro convivir con el privilegio, la culminación de la apropiación, por parte nuestra, de la acción liberadora sobre nuestro sentido como humanos.
La muerte como acercamiento y culminación del proceso de Emancipación es precisamente lo que da sentido a la vida en la medida que nos otroga la transcendencia a nuestra razón de SER.
Sin la muerte completa la vida no tendría sentido toda vez que no existiría el ciclo de sentido y el matiz de las etapas.
Vivamos pues estos ciclos desde la mayor plenitud acercándonos a la Emancipación desde la atalaya del amor pleno ausente de egoísmo.

2 comentarios:

Belkis dijo...

Así como un piñón enterrado en la tierra, que al tiempo de podrirse, ve salir como si fuera de su tumba, un diminuto retoño que con los años, se podrá convertir en un corpulento pino, para vivir hay que morir.
Un saludo afectuoso Paco.

San dijo...

La muerte como ciclo natural de la vida, es cierto, pero esta sociedad no es una sociedad educada y preparada para aceptar el hecho natural, es más bien una sociedad de vida, esto tal vez acarrea cierto desequilibrio, creo.
Hay que aceptar y estar preparados para lo que tenga que acontecer.
Un abrazo Paco.