TERTULIAS/CHARLAS SOBRE COACHING EMANCIPADOR EN EL CÍRCULO DE COACHING ESPECIALIZADO.



Periódicamente nos reunimos en "petit comité", con un aforo máximo de 10 personas, para debatir sobre COACHING EMANCIPADOR.
Son diálogos participativos para realizar una "iniciación" en la disciplina del coaching adaptada a tu universo de sueños.
Si estás interesada/o en participar GRATUITAMENTE deja tu reserva en paco.bailac@salaidavinci.es y te informaremos de los calendarios previstos.

¡¡¡Ven te esperamos!!!


VOLICIÓN Y ACCIÓN-




¿Puede un ciudadano/a vivir bajo los principios  de la vida cenobítica?

Un acto principal para dar densidad a nuestra existencia es ofrecer-nos diariamente espacios para la reflexión. Analizar lo que estamos viviendo nos ofrece un sentido de vida y nos regala la vocación del “entendimiento”.
La diversidad de ocupaciones impide una integración constante hacia la reflexión que debemos protagonizar en paralelo a la actividad cotidiana. Nuestro cerebro nos permite, debidamente educado, estar en varias dimensiones al igual que un ordenador puede trabajar, a la vez, con varios programas. Así una ventana a nuestra Emancipación debe ser la reflexión analítica que debe obviar la espontaneidad y el protagonismo individual.
Más dentro de la actividad intelectual no debemos mezclar ni confundir aquello que es existencial con actos propios del momento.
Hay una jerarquización de la actividad cerebral que debemos conocer a través de conocer-nos; de lo fundamental nace el cauce de lo accesorio y nos permite distinguir entre esencia y materia.
Así pues “la norma verdadera” debe ser el análisis a través de la “reflexión” sustituyendo al instinto básico de la supervivencia. Un buen momento para sintetizar esta actividad diaria es la oscuridad que llega al finalizar la tarde dado que nos envuelve en el misterio de la somnolencia.
Tomada pues la rutina de la “reflexión”,  surgen acciones y visiones, inicialmente, inimaginables que en otros momentos habíamos catalogados como imposibles. Cuando contemplamos esos movimientos que el hábito suavizó, asistimos a la flexible armonía entre la volición y la acción, entre el querer y el poder.


1 comentarios:

Anónimo dijo...

El movimiento cenobítico es una tradición monástica iniciada desde los tiempos más remotos del cristianismo, que enfatiza la vida en común. Se caracterizaba por el comunitarismo monacal, que preservaba el aislamiento de los monjes del común de la sociedad. En Occidente, cada comunidad pertenecía a alguna orden religiosa, y la vida del monje cenobítico estaba regulada por una regla (una colección de preceptos).
El movimiento cenobítico se aseguraba de poner un orden a la vida en común de los monjes, en lo que respecta a la administración de los bienes y productos, así como la formación en la fe, la disciplina y los intereses filosóficos del cristianismo naciente. Se realizaban actividades de meditación y recogimiento, propias de las comunidades religiosas.