TERTULIAS/CHARLAS SOBRE COACHING EMANCIPADOR EN EL CÍRCULO DE COACHING ESPECIALIZADO.



Periódicamente nos reunimos en "petit comité", con un aforo máximo de 10 personas, para debatir sobre COACHING EMANCIPADOR.
Son diálogos participativos para realizar una "iniciación" en la disciplina del coaching adaptada a tu universo de sueños.
Si estás interesada/o en participar GRATUITAMENTE deja tu reserva en paco.bailac@salaidavinci.es y te informaremos de los calendarios previstos.

¡¡¡Ven te esperamos!!!


Síndrome del Nido Vacio


La pobreza no es natural.
Es algo creado por el humano
Y que por tanto
puede ser erradicada
por las acciones humanas.
Nelson Mandela
Mujer-madre

Durante muchos siglos y aun hoy vivimos en un mundo en el que ser mujer está muy fuertemente relacionado con ser madre, y la relación con los hijos constituye, por lo tanto, un pilar muy importante de la identidad femenina. Es cierto que lentamente están ocurriendo algunos cambios socioculturales, como la constitución de familias atípicas o el creciente nivel de empleo de la mujer fuera del hogar. Sin embargo, muchas mujeres que trabajan también padecen el SNV. Todavía en la actualidad muchas mujeres adquieren el estatus de tales a través de su rol de madre-de-sus-hijos, relación que se funda para toda la vida, pero que cambia de forma con el transcurso del tiempo. En la medida en que los niños las necesitan menos y crean otros lazos, suele producirse este tipo específico de alteración del ánimo que se denomina SNV. La madre siente el vacío del nido como un vacío en su identidad. Al no haber construido otros espacios de desarrollo personal, muchas mujeres carecerán de actividad y hasta se sentirán inútiles al no tener ya la responsabilidad de velar por los hijos. Sensación que por lo general no sufrirán los hombres ya que la subjetividad masculina está socialmente construida sobre otros valores.¿Qué pasa con esos crueles pichones, capaces de abandonar el nido que los alimentó y cobijó? Por lo general son conscientes del sufrimiento que su partida provoca, pero es la ley de la vida... Ellos trabajarán por una creciente independencia, lo cual los llevará a fundar su propio nido.

3 comentarios:

Gittana dijo...

Un nido vacío, es como un cuerpo sin alma... talvez no solo por los hijos, sino por una pareja... Yo pienso que ese es más el nido vacío de los hombres, y los hijos en las mujeres...

Belkis dijo...

Yo todavía no sé lo que es ese síndrome, porque aún tengo a pichonica conmigo, pero seguro que lo sufriré cuando ocurra. Ojalá y tenga la sabiduría necesaria para aceptarlo.
Un abrazo Paco

cabritilla dijo...

El ciclo de la vida es una maravilla que nunca debemos interrumpir. Yo también fui ¿un cruel pichón?
Es totalmente saludable para las mamis que sus pichones abran sus alas un día para volar y vivir sus propias experiencias. ¡Me siento orgullosa por ello!
Cuando este momento llega, volvamos a bailar, a divertirnos, a cenar fuera de casa, a hacer deporte, y un largo etcétera. Entonces ellos se sentirán orgullosos de nosotras y vivirán con más plenitud sus nuevas vidas.