TERTULIAS/CHARLAS SOBRE COACHING EMANCIPADOR EN EL CÍRCULO DE COACHING ESPECIALIZADO.



Periódicamente nos reunimos en "petit comité", con un aforo máximo de 10 personas, para debatir sobre COACHING EMANCIPADOR.
Son diálogos participativos para realizar una "iniciación" en la disciplina del coaching adaptada a tu universo de sueños.
Si estás interesada/o en participar GRATUITAMENTE deja tu reserva en paco.bailac@salaidavinci.es y te informaremos de los calendarios previstos.

¡¡¡Ven te esperamos!!!


¡¡¡POR SU COMPROMISO LOS CONOCERÁS!!!



COMPROMISO versus OBLIGACIÓN

Cuando, por fin, nos comprometemos vamos más allá de cumplir con una obligación. La persona comprometida es aquella que cumple con sus obligaciones haciendo un poco más de lo que, normalmente, se espera de ella. En muchos casos (demasiados desgraciadamente) la falta de compromiso se debe principalmente a la pereza, comodidad y egoismo que llegan a manifestarse incluso con arrogancia.
Las personas que no llegan a ejercer y/o actuar con compromiso se instalan, en el mejor de los casos en la obligación. Así la obligación sustentada como vínculo jurídico nos constriñe a la mera realización de una acción, según el derecho vigente. Con la obligación estamos fuera del protagonismo en la acción.
Posiblemente en nuestra cultura de acción encontramos entornos guiados por la OBLIGACIÓN. Los emisores de cultura nos orientan hacia el cumplimiento de la estricta OBLIGACIÓN dictada por sus intereses sin canalizar la enorme fuerza que el individuo puede aportar a través del COMPROMISO.
El coaching puede aportar una mayor sensibilización del individuo hacia el COMPROMISO ayudando a la ruptura con las cadenas de la comodidad. Así podemos pasar del ¡¡¡veámos que hay ahí para mí!!! al ¡¡¡veámos que puedo aportar yo ahí!!! ..........
Una reflexión ¿qué es de aquella persona que acciona a través de la obligación olvidándose del compromiso?
¡¡¡Por su COMPROMISO los conocerás!!!

1 comentarios:

Belkis dijo...

Yo me siento comprometida más que obligada a hacer lo que hago cada día de mi vida.
Gracias por recalcarlo.
Un besito