TERTULIAS/CHARLAS SOBRE COACHING EMANCIPADOR EN EL CÍRCULO DE COACHING ESPECIALIZADO.



Periódicamente nos reunimos en "petit comité", con un aforo máximo de 10 personas, para debatir sobre COACHING EMANCIPADOR.
Son diálogos participativos para realizar una "iniciación" en la disciplina del coaching adaptada a tu universo de sueños.
Si estás interesada/o en participar GRATUITAMENTE deja tu reserva en paco.bailac@salaidavinci.es y te informaremos de los calendarios previstos.

¡¡¡Ven te esperamos!!!


¿CREENCIAS o MIEDOS?




El modo más seguro de corromper a la juventud es enseñándole a admirar más a aquellos que opinan como ella que a los que opinan diferente.
Nietzsche

LA HISTORIA DEL MARTILLO Un hombre quiere colgar un cuadro.
El clavo ya lo tiene, pero le falta un martillo. El vecino tiene uno.
Así pues, nuestro hombre decide pedir al vecino que le preste un martillo. Pero le asalta una duda: ¿Qué? ¿Y si no quiere prestármelo? Ahora recuerdo que ayer me saludó algo distraído. Quizás tenia prisa. Pero quizás la prisa no era más que un pretexto, y el hombre abriga algo contra mi. ¿Qué puede ser? Yo no le he hecho nada; algo se le habrá metido en la cabeza. Si alguien me pidiese prestada alguna herramienta, yo se la dejaría enseguida. ¿Porqué no ha de hacerlo él también? ¿Cómo puede uno negarse a hacer un favor tan sencillo a otro? Tipos como este le amargan a uno la vida. Y luego todavía se imagina que dependo de él. Sólo porque tiene un martillo. Esto ya es el colmo.
Así nuestro hombre sale precipitado a casa del vecino, toca el timbre, se abre la puerta y, antes de que el vecino tenga tiempo de decir "buenos días" nuestro hombre grita furioso: "¡quédese usted con su martillo, so penco!"
¡¡Ojo!! con las conversaciones privadas que tenemos donde el diálogo entre nuestros deseos y creencias puede desvirtuar la felicidad de nuestras acciones. Alinear nuestros miedos puede ayudarnos a conseguir un equilibrio emocional que garantice la estabilidad.
¿Tienes conversaciones privadas con tus miedos?
¿cómo las gestionas?

4 comentarios:

F. J. Zamora dijo...

Aprendo a poco a poco a calar estos miedos y anulas los prejuicios.
Un fuerte abrazo amigo paco , que tengas unas felices fiestas y mucho amor , no solo en estos dias sino en todos.
Yo no dudaria en pedirte el martillo y seguro que tu me lo prestarias.
Namaste

Gemma dijo...

Si es que, a veces, nuestras conversaciones internas, pueden ser nuestras peores enemigas y todo a causa de los miedos y prejuicios que tenemos, muy buena la historia del vecino y el martillo, ejemplifica claramente todo esto... Mis mejores deseos para ti para estas Fiestas Navideñas Paco. Un abrazo!

Belkis dijo...

Los miedos y los prejuicios muchas veces impiden realizar proyectos porque no dejan ni siquiera empezarlos. Ojo con ello.
Gracias como siempre Paco por tus llamadas de atención.
Un abrazo

Delia dijo...

¡¡Ay los miedos!! Nos hacen anquilosarnos, no nos dejan evolucionar, nos aparatan de las cosas que nos gustan y, abrigan conversaciones con nosotr@s mism@s que nos ponen en situaciones similares a la del vecino con el martillo. Hemos de tener cuidado con aquéllas emociones que albergamos en nuestro interior pues, a veces, cuando venimos a darnos cuenta, son tan grandes sus raíces y tan pesada la carga que nos causa que nuestros pasos se hacen lentos y comienza el peligroso camino de la involución.

MUCHO AMOR AMIGO PACO. FELICIDAD PARA TOD@S LOS AMIG@S DE ESTA TERTULIA.