TERTULIAS/CHARLAS SOBRE COACHING EMANCIPADOR EN EL CÍRCULO DE COACHING ESPECIALIZADO.



Periódicamente nos reunimos en "petit comité", con un aforo máximo de 10 personas, para debatir sobre COACHING EMANCIPADOR.
Son diálogos participativos para realizar una "iniciación" en la disciplina del coaching adaptada a tu universo de sueños.
Si estás interesada/o en participar GRATUITAMENTE deja tu reserva en paco.bailac@salaidavinci.es y te informaremos de los calendarios previstos.

¡¡¡Ven te esperamos!!!


¿SUFRIR? ¿PARA QUÉ?




Nuestras carencias son nuestros mejores maestros,
pero siempre mostramos ingratitud
hacia los buenos maestros...
Nietzsche
El sufrimiento es un estado de inconsciencia. Somos desgraciados porque no somos conscientes de lo que estamos haciendo, de lo que estamos pensando, de lo que estamos sintiendo.... y por eso nos contradecimos continuamente, a cada momento.
La acción va en una dirección, el pensamiento en otra, el sentimiento está en otra parte. Nos vamos haciendo pedazos, cada vez estamos más fragmentados. Eso es el sufrimiento: perdemos integración, perdemos unidad, somos una simple periferia. Y naturalmente, una vida que no sea armoniosa está condenada a ser miserable, trágica, una carga que hay que llevar como se pueda, un sufrimiento.
La gente vive sumida en el sufrimiento. Existen dos maneras de mitigar dicho sufrimiento. Una consiste en convertirse en meditador. La otra trata de que el sufrimiento resulte más confortable más cómodo pero no te transforma. La transformación llega por la vía de la meditación que te trae la consciencia de tu presencia en el Universo.
"No hay necesidad de adaptarse al sufrimiento: existe la posibilidad de librarse por compleno de él. Pero el camino es un poco complicado hay que aceptar el desafio"
Un primer paso de la conciencia es prestarle mucha atención a tu cuerpo.
El coaching puede acercarte a un estado de equilibrio emocional que colabore con tu armonización cósmica.
Fuente: Osho
Sin temblor de más
me abrazo a tus ausencias
que asisten y me asisten
con mi rostro de vos
Benedetti

0 comentarios: