TERTULIAS/CHARLAS SOBRE COACHING EMANCIPADOR EN EL CÍRCULO DE COACHING ESPECIALIZADO.



Periódicamente nos reunimos en "petit comité", con un aforo máximo de 10 personas, para debatir sobre COACHING EMANCIPADOR.
Son diálogos participativos para realizar una "iniciación" en la disciplina del coaching adaptada a tu universo de sueños.
Si estás interesada/o en participar GRATUITAMENTE deja tu reserva en paco.bailac@salaidavinci.es y te informaremos de los calendarios previstos.

¡¡¡Ven te esperamos!!!


LA COMPRENSIÓN DE LA NATURALEZA NO ES UNA RELIGIÓN ES UNA PRÁCTICA.



Disfrutemos, AMIGOS, del descanso vacacional para tomar impulso en el caminar por nuestra existencia. Abracemos a la AMISTAD como signo del amor racional que vence nuestro origen salvaje. Así, saboreando la PAZ, alcanzaremos la plenitud de espíritu tan necesaria en estos momentos de duda humana.

La RAZÓN no debe olvidar al INSTINTO, deben convivir.

Cuando perdemos el contacto con la psique instintiva, vivimos en un estado próximo a la destrucción, y las imágnes y las facultades propias de lo femenino no se pueden desarrollar plenamente. Cuando una mujer es apartada de su fuente básica, queda esterelizada, pierde sus instintos y sus ciclos vitales naturales y éstos son subsumidos por la cultura o por el intelecto o el ego, ya sea el propio o el de los demás. La Mujer Salvaje es la salud de todas las mujeres. Sin ella, la psicología femenina carece de sentido. La mujer salvaje es la mujer prototípica; cualquiera que sea la cultura, cualquiera que sea la época, cualquiera que sea la política, ella no cambia. Cambian sus ciclos, cambian sus representaciones simbólicas, pero en esencia ella no cambia. Es lo que es y ella es un todo. Se canaliza a través de las mujeres. Si éstas están aplastadas, ella las empuja hacia arriba. Si las mujeres son libres, ella también lo es. Afortunadamente, cuantas veces la hacen retroceder, ella vuelve a saltar hacia adelante. Por mucho que se las prohíba, reprima, hostihue y se la tache de insegura, peligrosa, loca, ella vuelve a aflorar en las mujeres, de tal manera que hasta la mujer más reposada y la más comedida guarda un lugar secreto para ella. Hasta la mujer más reprimida tiene una vida secreta con pensamientos y sentimientos lujuriosos y salvajes, es decir, naturales. Hasta la mujer más cautiva conserva el lugar de su YO salvaje, pues sabe instintivamente que algún día habrá un resquicio, una abertura, una ocasión y ella la aprovechará para huir.

Pinkola

1 comentarios:

Belkis dijo...

Volver hacia lo natural, la esencia del ser no es una huída, más bien un reencuentro con el verdadero yo.