TERTULIAS/CHARLAS SOBRE COACHING EMANCIPADOR EN EL CÍRCULO DE COACHING ESPECIALIZADO.



Periódicamente nos reunimos en "petit comité", con un aforo máximo de 10 personas, para debatir sobre COACHING EMANCIPADOR.
Son diálogos participativos para realizar una "iniciación" en la disciplina del coaching adaptada a tu universo de sueños.
Si estás interesada/o en participar GRATUITAMENTE deja tu reserva en paco.bailac@salaidavinci.es y te informaremos de los calendarios previstos.

¡¡¡Ven te esperamos!!!


No es lo mismo distinguir que conocer..



Quien conoce algo puede entenderlo
de forma racional y aun así vivirlo como algo que no le influye, algo ajeno.

Quien distingue algo lo tiene incorporado, lo ha integrado en su vida, lo ha experimentado personalmente, lo ha hecho propio y lo utiliza en su día a día cuando es necesario.

Quien distingue es siempre un observador, alguien que mira desde su propia concepción del mundo, desde su historia, su cultura y sus experiencias.

Es imposible separar el objeto a distinguir del observador que distingue. Por este motivo,que existan interpretaciones buenas o malas no creemos. Si la percepción de la realidad es subjetiva y depende del observador y de su concepción del mundo, entonces tenemos que aceptar la posibilidad de que existen tantas interpretaciones como observadores y que todas ellas son igualmente legítimas

3 comentarios:

Cornelivs dijo...

Y asi lo decian los antiguos sofistas griegos, amigo.

Estoy totalmente de acuerdo: en este post dibujas perfectamente lo que es la base, fundamento y origen del escepticismo.

Un esceptico nunca dira: "hace frio", sino esto: "!tengo frio", porque el solo puede saber que percibe frio, que tiene frio el; no que, objetivamente, haga frio.

Muy buen post.

Saludos cordiales.

F. J. Zamora dijo...

un universo lleno de infinitas posibilidades, y que esta a nuestro alcance.
Un fuete abrazo amigo Paco.
Aun sigo con mis sandalias , aun no las hipoteque.
namaste

Belkis dijo...

Totalmente de acuerdo, no se puede separar el objeto a distinguir del observador que distingue. De ahí surje la diversidad. Pero para distinguir también hay que conocer ¿o?.
Un abrazo