TERTULIAS/CHARLAS SOBRE COACHING EMANCIPADOR EN EL CÍRCULO DE COACHING ESPECIALIZADO.



Periódicamente nos reunimos en "petit comité", con un aforo máximo de 10 personas, para debatir sobre COACHING EMANCIPADOR.
Son diálogos participativos para realizar una "iniciación" en la disciplina del coaching adaptada a tu universo de sueños.
Si estás interesada/o en participar GRATUITAMENTE deja tu reserva en paco.bailac@salaidavinci.es y te informaremos de los calendarios previstos.

¡¡¡Ven te esperamos!!!


¿SUFRIR? ¿PARA QUÉ?




Nuestras carencias son nuestros mejores maestros,
pero siempre mostramos ingratitud
hacia los buenos maestros...
Nietzsche
El sufrimiento es un estado de inconsciencia. Somos desgraciados porque no somos conscientes de lo que estamos haciendo, de lo que estamos pensando, de lo que estamos sintiendo.... y por eso nos contradecimos continuamente, a cada momento.
La acción va en una dirección, el pensamiento en otra, el sentimiento está en otra parte. Nos vamos haciendo pedazos, cada vez estamos más fragmentados. Eso es el sufrimiento: perdemos integración, perdemos unidad, somos una simple periferia. Y naturalmente, una vida que no sea armoniosa está condenada a ser miserable, trágica, una carga que hay que llevar como se pueda, un sufrimiento.
La gente vive sumida en el sufrimiento. Existen dos maneras de mitigar dicho sufrimiento. Una consiste en convertirse en meditador. La otra trata de que el sufrimiento resulte más confortable más cómodo pero no te transforma. La transformación llega por la vía de la meditación que te trae la consciencia de tu presencia en el Universo.
"No hay necesidad de adaptarse al sufrimiento: existe la posibilidad de librarse por compleno de él. Pero el camino es un poco complicado hay que aceptar el desafio"
Un primer paso de la conciencia es prestarle mucha atención a tu cuerpo.
El coaching puede acercarte a un estado de equilibrio emocional que colabore con tu armonización cósmica.
Fuente: Osho
Sin temblor de más
me abrazo a tus ausencias
que asisten y me asisten
con mi rostro de vos
Benedetti

TODO LO QUE ATENTE CONTRA LA DIGNIDAD DEL HOMBRE, ATENTA TAMBIÉN CONTRA LA EVOLUCIÓN Y LA EMANCIPACIÓN.





El abandono de nuestra presencia en las cavernas es un recuerdo que nos guía desde la niñez. Todos nos sentimos débiles cuando rememoramos nuestra presencia en las grutas de la ignorancia. Pero una mirada “más allá” de lo que vemos, en el análisis de esa infancia, nos lleva al misterio de nuestra humanización y sus pautas de evolución. La Palabra encarnada que irrumpe en nuestra historia, asumiendo nuestra condición humana y los vehículos de la Emancipación, son la clave. A partir de ahora, la historia de los humanos es ya la historia de la evolución y su liberación a través de la Emancipación, del ascenso es la escala de valores.
El abandono de la caverna sobrepasa todo lo que cabría imaginar y esperar. Nadie podría imaginar-se llegar tan lejos y que fuera el humano el único centro y razón de las cosas. No obstante, es un escándalo confundir esta aventura con acciones individuales ávidas de protagonismo personal. Resulta, en cambio, más aceptable una actitud emancipadora del individuo que desea incorporarse a la pluralidad como único sentido para sobrevivir en la dignidad.
Los humanos de todas las épocas han buscado insistentemente alguna señal de la existencia de la Emancipación. Y han querido verla en las formas o representaciones más diversas, con frecuencia en la belleza de la naturaleza o en hechos portentosos que superan la explicación actual de la ciencia..
El abandono de la caverna rompe con todas las imágenes que nos habíamos creado sobre la evolución. La debilidad humana de la carne es ahora asumida para ser la manifestación del poder de la Emancipación. La TRASCENDENCIA se manifiesta ahora en la inmanencia de la carne. Y ha querido que, a partir de ahora, sea ésta el lugar privilegiado de su presencia entre nosotros. El abandono de la caverna es la prueba y vehículo de la fuerza de la Emancipación. En este acontecimiento “desconcertante” se ha manifestado en todo lo que es y nos ha dado la gran señal para que conozcamos como es. Ha asumido nuestra carne, “se ha hecho carne” para sentir y hacernos sentir en propia esencia toda la verdad de la experiencia humana. Ha asumido toda la realidad del ser humano para que nada de él le sea extraño o indiferente. Fuera de la caverna todo lo que es el humano es la EMANCIPACIÓN.
  Así la evolución se hace presente de un modo privilegiado y constante dentro de un escenario infinito e impredecible donde todos y cada uno de nosotros somos moléculas temporales de avance hacia el infinito. La Emancipación, desde el inicio de la presencia del hombre fuera de la cueva, le ha acompañado la tentación de huir de su condición de humano para llegar a considerarse el final de la evolución. Emanciparse, por tanto, es humanizarse con la realidad de cada ser humano dejando a un lado dogmas tendenciosos que pretenden esclavizarnos a través de anestesiar nuestra voluntad.
Tomando nuestra carne, la Emancipación, nos ha manifestado que quiere establecer con nosotros una alianza fundada no en el temor al castigo, sino en el amor y la compasión hacia los humanos. Tal acuerdo debe conducirnos hacia una obsesiva preocupación por aliviar el sufrimiento humano, por confundirse con las experiencias de vida de los demás. Su trayectoria vital está atravesada por la voluntad de estar cerca de los que sufren, de los marginados y excluidos, de los enfermos y discapacitados.  El respeto al prójimo y el perdón son una constante. Quiere humanizar la vida, liberar a los hombres de las pesadas cargas impuestas por los que detectan el poder. La Emancipación, por tanto, es un estado liberador que está comprometido con toda clase de suerte de los humanos. Así todo lo que atente contra la dignidad del hombre, atenta también contra la Emancipación. Desde ahora, el criterio para saber si estamos y vivimos en la verdad es nuestro compromiso en aliviar el sufrimiento de los hombres y las mujeres de este mundo, humanizar hacia la Emancipación, la vida de todos.
Aceptando una existencia sistémica y holística de la humanidad asumimos la superación del YO y situamos a nuestra evolución en el punto de máxima dignificación humana. No es la injusticia y la explotación, el odio y la violencia, ni el poder terrenal  las señales del avance, aquello con lo que se ha identificado y nos sitúa en la lejanía de la caverna. Por el contrario, la verdadera evolución nos identifica con los pobres y marginados, enfermos y encarcelados de este mundo. Nos acerca al perdón y a la misericordia. Y este será el criterio de la ortodoxia de nuestro compromiso. No nuestra sabiduría o ciencia, ni nuestro poder o estatus social, ni nuestra dignidad o autoridad en la sociedad. No hay más primacía que la del amor a aquellos que comparten con nosotros la igual dignidad de ser hombre o mujeres, la humanidad con la que la Emancipación se ha fundido..
¿Y cómo nos humanizamos, cómo somos más humanos? Propongo hacerlo a través de la reflexión profunda y sistemática de los distintos actos que han llevado a la sociedad a situarse por encima del YO temporal. En ellos comprenderemos la ética de la compasión, de defensa de lo humano, por encima de razas o religión. Es la máxima expresión del reconocimiento del hombre como ser digno de defensa y de respeto, a cualquier precio y sin contrapartida alguna.
Así no ha lugar ya al “ojo por ojo y diente por diente”, ni a ser compasivo sólo con los “nuestros”, con aquellos que comparten con nosotros la lengua, la religión y la cultura, o pertenecen a nuestro pueblo.  La Emancipación rompe con una moral y ética de fronteras para afirmar la dignidad de todo ser humano, de cualquier hombre y mujer, por encima de los límites que arbitrariamente nosotros pongamos.
¿Quién es mi prójimo” La evolución invierte esta pregunta y no responde, sino que nos replantea la duda ¿de quién él es el prójimo? Es decir, que para ser una persona ética-moral es indispensable estar atento al sufrimiento y dolor del otro, y responder compasivamente a este dolor. La Emancipación tiene especial interés en desterrar de nosotros, los de antes y los de ahora, la imagen nefasta de un orden justiciero y castigador; un orden que lleva la contabilidad de nuestros merecimientos para pagarnos a cada uno según nuestros méritos. Esta justicia es propia de los simples, no de los evolucionados. La evolución nos propone unos criterios de comportamiento no basados en dar a cada uno “según sus méritos”, sino en la voluntad de relacionarse a partir del principio de generosidad. Nuestra relación con el prójimo no se registra en un libro de cuentas que contempla el “haber y el debe” de nuestros actos. La evolución nos muestra que debemos estar siempre cerca de los que sufren, de los pobres y desheredados, hasta el punto de que esta actitud la sitúa como una señal de su misión liberadora.
Así pues, reiteramos que la Emancipación y la evolución tienen un escenario sumamente esclarecedor de la conciencia orientado hacia la acción liberadora del sufrimiento humano y de atención prioritaria a los pobres y los desorientados.
¿Cuáles son sus señales de identidad? Arrancar lo inhumano de la vida personal y colectiva es entender  al hombre como molécula con potencial de evolución. Evolución que nos debe conducir hacia el pleno amor a nuestros enemigos sin condiciones. Estas son las señas, las huellas que marcan el camino de la humanización del hombre, de su liberación para llegar a su plenitud humana. Sin duda, nuestras señas de identidad habrían sido muy distintas sin la evolución en el amor. La historia humana está plagada de horrores que marcan niveles inimaginables de inhumanidad.  No han sido la justicia, el perdón y la compasión, la fraternidad y el amor las constantes que han configurado nuestra vida personal y colectiva.. Tratar de construir una sociedad justa y pacífica, a la medida de la dignidad de la persona, al margen de la Emancipación, es caminar al fracaso.
Abandonar, pues, la caverna, es el reto, la locura del individuo en una búsqueda desesperada de su evolución hacia una pluralidad precisa para encontrarse con la paz.


EL ABANDONO DE LA CAVERNA ROMPE CON TODAS LAS IMÁGENES QUE NOS HABÍAMOS CREADO SOBRE LA EVOLUCIÓN.




Tenemos un corazón envuelto en distintas capas protectoras. En cada situación podemos decidir cuántas capas nos quitamos
Tejer una relación de complicidad sin exponerse a abusos es un proceso lento que exige poner todos los sentidos

Al día siguiente, al poco de llegar a la oficina empezó a percibir miradas de suspicacia por parte de sus compañeros. A mediodía, y gracias a la confesión de una secretaria, confirmó sus sospechas: lo que le había contado a su compañera la noche anterior había corrido por toda la empresa. La traición a su confianza estaba servida.
Un ingrediente esencial
"Una de las alegrías de la amistad es saber en quién confiar"
(Alessandro Manzoni)
La confianza es el ingrediente básico de las relaciones interpersonales. Es una cualidad esencial que debemos cultivar y fomentar si queremos construir vínculos con la gente que nos unan y nos ayuden a crecer. No es posible aspirar a construir relaciones duraderas sin una buena dosis de confianza, y mucho menos forjar una sincera amistad. La confianza es imprescindible en la interrelación humana, y tanto el saber darla como el saber recibirla forman parte de las habilidades básicas que todas las personas deberíamos desarrollar.
Pero hay que saber manejar la confianza para que dé sus frutos. Hemos de comprender cómo funciona y saber administrarla sabiamente para evitar que los demás abusen de ella. Porque la confianza es extremadamente valiosa, pero también es extremadamente delicada: cuesta mucho tiempo y esfuerzo de tejer, pero se destruye en un instante cuando alguien la traiciona.
La confianza se asienta en dos pilares, que se corresponden con dos habilidades personales. La primera es la capacidad de apertura, es decir, el valor que tenemos de compartir nuestros sentimientos y nuestra vida con los demás. La segunda es la capacidad de juzgar si los otros son dignos o no de nuestra confianza. Hemos de desarrollar los dos pilares para ser capaces de administrar con sabiduría la confianza y hacer que contribuya a fortalecer nuestras relaciones. Son, por tanto, dos las preguntas que debemos hacernos para abordar con garantías la construcción de una relación de confianza. La primera: ¿Soy capaz de darla? Y la segunda: ¿Son los otros dignos de ella?
Si tengo miedo a hablar de mí con los demás, me mantendré siempre en un territorio de comodidad en el que no corro ningún riesgo porque no voy a dar nada. Pero probablemente tampoco voy a recibir nada, y esto hará que pierda muchas oportunidades de profundizar en mi relación con los demás. Ser capaz de abrirse tiene mucha relación con la seguridad personal. Reforzarla es el mejor método para progresar en esta habilidad.
Pero una vez que sea capaz de dar confianza, debo decidir a quién la doy y en qué medida. Porque el que una persona sea capaz de abrirse con los demás no significa que sea oportuno que lo haga siempre y con todo el mundo. Si damos nuestra confianza por igual a todo el mundo y en cualquier circunstancia, nos exponemos a verla traicionada.

NO DEJES QUE TE GANE EL CANSANCIO




EL DESARROLLO PERSONAL

"Verdad es todo pensamiento que deja paz y armonía en nuestra mente y todo acto que deja paz y armonía en nuestro corazón"
(Gerardo Schmedling)


LLegados a este punto, ¿quién de nosotros puede beneficiarse de un buen proceso de coaching? Pues aquellos que sintamos la necesidad de cambiar algún aspecto de nuestra forma de ser y de nuestra vida. ¿Y cómo podemos saber si estamos alineados con la mejor versión de nosotros mismos? Por los resultados que obtenemos en nuestro día a día.
Aunque siempre podemos fingir ante los demás, no podemos engañarnos a nosotros mismos eternamente. Existen tres indicadores internos de desarrollo personal:
El primero consiste en verificar si somos felices, es decir, si nos sentimos a gusto con nosotros mismos estemos donde estemos y en compañía de quien sea.
En segundo lugar, sí ex`perimentamos paz en nuestro interior, que nos permite dejar de reaccionar impulsiva y negativamente frente a la adversidad.
Y en tercer lugar, si verdaderamente gozamos de este equilibrio interno, mantendremos en todo momento la humildad necesaria para servir a las personas que nos rodean.
A partir de estas tres virtudes internas, existen otros cuatro indicadores externos: un óptimo estado de nuestra salud física; la armonía de nuestras relaciones personales y profesionales; disfrutar de recursos económicos suficientes para poder vivir dignamente y la flexibilidad necesaria para adaptarnos y fluir en el lugar donde vivimos. Si no gozamos de un satisfactorio equilibrio en cada una de estas áreas, el coaching puede ser una herramienta a tener en cuenta para alcanzar la maestría en el arte de vivir.
Hay humanos que luchan un día y son buenos.
Hay otros que luchan un año y son mejores.
Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos.
Pero están los que luchan toda la vida; esos son los imprescindibles.
Bertolt BRECHT

¡¡¡ALERTA!!!




LOS ESPEJOS NO DAN CONSEJOS

"Por mucho que te explique a qué sabe la mermelada de higo, no lo sabrás hasta que la pruebes por ti misma"
(Javier Marigorta)

Poco a poco, el coaching se está extrapolando al resto de dimensiones que conforman nuestra vida, pues en todas ellas siempre podemos crecer. Y a diferencia de la psicologia tradicional -centrada más en el problema- el coaching pone su mirada en la oportunidad de aprendizaje. El coahc no da consejos ni toma decisiones, sino que actúa a modo de espejo para que sea el cliente quién descubra la solución por sí mismo.
El coaching es el arte de escuchar empáticamente para hacer buenas preguntas. Pero hay que tener claro que esta disciplina profesional sólo funciona cuando el cliente lo pide de forma voluntaria, no cuando le es impuesto desde afuera. Y no sólo eso. Si el coach no se ha transformado a sí mismo primero, su espejo no estará lo suficientemente limpio para que sus clientes vean las causas de su malestar reflejadas nítidamente.
Para el coach no basta con adquirir conocimiento: es necesario encarnar lo que se sabe. Si no hay coherencia entre la teoría y la práctica es que todavía no se comprende la información que se conoce. Por tanto, lo que se ha logrado con uno mismo, es decir, lo que se manifiesta en la propia vida, es lo único que se puede ofrecer y transmitir a los demás.

¡¡¡NO SIEMPRE TE COMPRARÁN EL CUENTO!!!




En primera instancia somos un desatino
y el última un disparate.
No sé quién se habrá ocupado
de crearnos, tan indefensos,
tan soberbios, tan curiosos.
Mario Benedetti
La SOBERBIA es la afirmación aberrante del propio YO

Existen equipos que sólo juegan a ganar. Tienen emociones positivas. Asumen riesgos. Están en visión. Exigen generosamente.
Existen equipos que sólo juegan a no perder. Eluden responsabilidades. Toman pocos riesgos. El error es fracaso. Dan el mínimo.
Los miembros del equipo deben otorgar AUTORIDAD al líder.

Cuando el LÍDER sólo tiene el poder trabaja con el miedo y no con el talento.
El EQUIPO debe conocer y respetar las "reglas del juego".

A los EQUIPOS los podemos reunir el cuatro tipologías culturales:
1.- Cultura Institucional. Ven el cambio como amenaza. Valores destacados: Disciplina,obediencia, sumisión,orden, razón, jerarquía.
2.-Cultura Tecnológica. Como 1 pero con algo de 4
3.- Cultura Humanista. Como 4 pero con algo de 1
4.- Cultura de trabajo en red. Ven el cambio como oportunidad. Valores destacados: Flxibilidad, equipo, proactividad, innovación. libertad, cliente como centro. Compartir información.
¿Estás en el EQUIPO PROFESIONAL QUE DESEAS?
¿Y en que fase se encuentra este?
a) Fase de formación "niñez"
b) Fase de conflicto (adolescencia)
c) Fase de estructuración (pre-madurez)
d)Fase de desarrollo (madurez)
e) Fase de cierre (vejez)
¡¡¡gracias!!!

¿QUIERES PROFUNDIZAR EN TI?




El mejor medio de acudir en ayuda de las personas
muy perplejas y de tranquilizarlas
consiste en alabarlas de una manera resuelta.
Nietzsche
Cuidar es mucho más que curar
El tratamiento de enfermos terminales va más allá que el manejo de síntomas físicosUn enfermo terminal no es sólo una persona con una dolencia. Tiene necesidades físicas, sí, pero también espirituales, psíquicas, de orden práctico, burocrático... Además no suele estar solo. A su alrededor hay familiares y amigos, que también necesitan un bienestar. Todos estos aspectos deben ser abordados cuando se presta atención sanitaria a una persona para la que ya no hay curación. Porque la imposibilidad de sanar -algo inevitable para todas las personas en algún momento- no debe reducir la intención de aliviar.
"Es un deber deontológico abordar con decisión la sedación en la agonía, incluso cuando de ese tratamiento se pudiera derivar, como efecto secundario, una anticipación de la muerte".
Con ello se recogen las directrices de la Estrategia Nacional de Cuidados Paliativos y toda la doctrina que ya existe sobre buenas prácticas médicas, pero de una manera concisa y clara, que ayuda a decidir. Por eso insiste en que "la sedación en la agonía no es un tratamiento excepcional; el incremento de personas que precisan cuidados paliativos constituye actualmente un paradigma que debe estar presente en la enseñanza de las Facultades de Medicina y en los Programas de Formación Continuada y en la conciencia de todos los médicos".
Claro que antes de llegar a esa situación hay otros pasos que conviene recorrer. Por ejemplo, que "el objetivo es el confort". "Nunca vamos a curar al enfermo y toda medicación que suministremos irá encaminada a mejorar el bienestar de nuestros pacientes", por ejemplo a través del coaching.
"El médico, en ocasiones, llega a la conclusión de que, desde el punto de vista 'curativo', poco se puede hacer por el enfermo terminal. De ahí que su dedicación a este tipo de pacientes no sea tan intensa como la prestada a enfermos afectados de otras patologías 'curables".
"El médico interpreta el acercamiento de la muerte de su enfermo como un fracaso profesional", "Los médicos, como el resto de los seres humanos, difícilmente asumen el asunto de su propia muerte. Si esto es así, el enfermo está recordando al médico su propia mortalidad, lo que dificultará su contacto con este paciente"

ACTÚA CON TU HOJA DE RUTA....ACTÚA




La verdad es que amamos la vida,
no porque estemos acostumbrados a ella,
sino porque estamos acostumbrados al amor.
Nietzsche

PERDONA LA INTROMISIÓN PERO EL "COACHING COMPROMETIDO" TE PROPONE ALGÚN PLAN DE ACCIÓN

Cambiar el miedo por la Esperanza.
Ríe.
Ayuda a un necesitado.
Juega con un niño.
Busca tu felicidad.
Piensa en lo que tienes.
Deja de ser un rehén de los demás.
Date un capricho.
Abandona tu soberbia.
Abraza + la humildad.
Acepta al otro como legítimo otro.
Vive con tus emociones.
Deja de ser víctima y acepta ser responsable.
Lee un libro.
Distingue entre hechos y opiniones.
Se solidaria.
Además de docente acepta + compromiso.
Abandona lo material.
Trabaja con la confianza y deja el control.
África también existe.
Pon acción a tu visión y tendrás un sueño.
Comparte cosas con los demás
Deja que los demás te ayuden. Se generoso.
Escucha a los demás.
Abandona tu "caja de confort".
Del error nace el aprendizaje.
¿Qué les falta?
¿Cómo puedo colaborar?
Abandona ¿qué hay aquí para mí?
Escribe tu ilusión.
Ama

EMOCIONES, EMOCIONES, ¿QUIÉN LAS CONSIDERA.?



Poco a poco parece que nos estamos acercando al momento en que el grande, poderoso y aparentemente indestructible buque que es nuestra moderna civilización, choque contra la gran masa sumergida de nuestro formidable autoengaño, de la estéril racionalidad con la que falseamos nuestra naturaleza social y que nos ha conducido a esta titánica confrontación de fuerzas donde todo entendimiento, toda reflexión profunda, toda revisión de la responsabilidad personal que cabe en la generación de esta abismo parecen ser sistemáticamente abolidas, puesto que "siempre la culpa de todo la tienen los otros"
Aún sin darnos cuenta cada día tomamos múltiples decisiones. Desde dónde las tomamos.... desde la razón o tal vez desde la emoción.....
¿cual es nuestro grado de inteligencia emocional?
¿Cuántas categorías de emociones podemos reconocer?
veámos unas cuantas sugerencias:
MIEDO que tiene la función de protegernos: Anticipación de una amenaza o peligro que nos produce ansiedad, incertidumbre o inseguridad. Quién domine nuestros miedos será el dueño de nuestra existencia. ¿somos dueños de ellos?
SORPRESA que debe cumplir la función de orientarnos en el espacio/tiempo: Nos puede dar una aproximación cognitiva para saber que pasa a nuestro alrededor. Nos puede producir sobresalto, asombro, desconcierto... Es una emoción muy transitoria.
AVERSIÓN que cumple la función de rechazo higiénico: Solemos alejarnos del objeto que nos produce aversión dado que nos abre emocionalmente hacia el asco y el disgusto.
IRA que posiblemente cumpla la función de destrucción de todo aquellos que, como la aversión, contamina nuestra existencia: Nos produce rabia, enojo, resentimiento, furia, irratabilidad....
ALEGRIA que nos conduce a la reproducción de aquello que nos resulta gozoso: Representa nuestra sensación de bienestar que nos produce, tal vez, una aparente sensación de seguridad, diversión, euforia que nos gratifica y pone contentos.
TRISTEZA que cumple la función de reintegración personal: Nos lleva a estados de pena, soledad, pesimismo.
La inteligencia emocional trata de conectar las emociones con uno mismo; saber qué es lo que siento, poder verme a mi y ver a los demás de forma positiva y objetiva.
Es la capacidad de interactuar con el mundo de forma receptiva y adecuada.
El desarrollo de una INTELIGENCIA EMOCIONAL posee unas características básicas:
  • Poseer suficiente grado de autoestima
  • Ser persona positiva
  • Saber dar y recibir
  • Tener empatía
  • Reconocer los propios sentimientos
  • Ser capaz de expresar los sentimientos positivos y negativos
  • Ser capaz de controlar los sentimientos
  • Motivación, ilusión e interés
  • Tener valores alternativos
  • Superación de las dificultades y de las frustraciones
  • Encontrar equilibrio entre exigencia y tolerancia.
Bueno desde este fabuloso universo de las emociones hacia donde nos embarcamos.¿ Dejamos que ellas marquen nuestro momento y tiempo o las guiamos desde la racionalidad existencial del humano?.
¡¡¡Aquí presentamos la cuestión!!!

¡¡¡ES UN SIGNO DE GENEROSIDAD HALAGAR DE MANERA GENEROSA!!!





NECESITAMOS AL MENOS CINCO HALAGOS POR CADA CRÍTICA, YA QUE PARA LA MENTE HUMANA LO MALO ES MÁS FUERTE QUE LO BUENO”

Somos implacables transmitiendo a los demás nuestras críticas y sin darnos cuenta omitimos los halagos. Cuando algo no nos gusta de otro, cuando ha hecho algo mal, sentimos la necesidad de decírselo. Y si ocupamos una posición de poder, esta necesidad se convierte en una responsabilidad más de nuestro trabajo. Sin embargo, cuando las cosas salen bien, cuando estamos contentos del trabajo de alguien o nos gusta especialmente algo de su manera de hacer las cosas, nos cuesta muchísimo  decírselo. Nos parece innecesario y hasta contraproducente. Como le oí decir a un alto ejecutivo a propósito del excelente trabajo de un subordinado, “mejor no decírselo, que se lo cree y se relaja”.
Lo cierto es que con mayor o menor consciencia de ello, nos sobrecargamos los unos a los otros de críticas y reproches, y prescindimos de los halagos y los reconocimientos. Recibimos proporcionalmente muchos menos halagos que críticas, a pesar de que, como ha demostrado la investigación científica, necesitaríamos para un correcto equilibrio emocional al menos cinco halagos por cada crítica, ya que para la mente humana lo malo es más fuerte que lo bueno.
Nadie es inmune a la sobrecarga de juicios negativos. Al mismo tiempo, todos necesitamos una dosis razonable de reconocimiento. La ausencia de halagos deja huella en nuestro estado emocional: la persona que solo recibe críticas en lo que hace acaba creyendo que hace las cosas mal, y que no es bueno en su trabajo. Acaba perdiendo la autoestima.
Si, la falta de reconocimiento mina la autoestima. No a todos por igual y de la misma manera, pero lo hace. Y si se combina con una sobredosis de crítica, es efecto se multiplica.
Sería bueno revisar nuestro comportamiento comunicativo con los demás: ¿cuándo fue la última vez que le reconocí a determinada persona algo bueno? ¿me cuesta decirle lo que me gusta de él?, ¿me ahorro sistemáticamente los halagos? Y corregir el balance entre críticas y halagos.

TENED ENCENDIDAS LAS LÁMPARAS Y ABIERTA LA MENTE




Hay que tratar las catástrofes como molestias
y jamas las molestías como catástrofes.
André Maurois
La felicidad no depende de
acontecimientos externos,
sino de cómo los
consideramos
Tolstoi

"MÁS VALE CAMINAR BIEN QUE LLEGAR"
"Tened encendidas las lámparas"
Hemos de combatir el amodorramiento del cuerpo y la dulzura del sueño.


Costumbre o tradición. Es tradición todo aquello que una generación hereda de las anteriores y, por estimarlo valioso, llega a las siguientes. (una de las primeras cosas que puede hacernos pensar esta primera definición de diccionario es: ¿quién estima valioso algo para convertirlo en una opción de tradición?).
Se considera tradicionales a los valores, creencias y formas de expresión artística características de una comunidad, en especial a aquéllos que se trasmiten por vía oral (como en la noche de los tiempos). Lo tradicional coincide así, en gran medida, con la cultura y el floklore o "sabiduría pulular". En nuestros tiempos, entonces, la sabiduría popular, por ejemplo ¿quién la transmite Rajoy o Falete? Hoy la sabiduría popular ya no se transmite en las plazas o ágoras populares. Sin televisión no hay tradición y aquí pierde FALETE.
La visión conservadora de la tradición ve en ella algo que mantener y acatar acríticamente. Sin embargo, la vitalidad de una tradición depende de su capacidad para renovarse, cambiando forma y fondo (a veces profundamente) para seguir siendo útil. Así podemos estimar que TRADICIÓN y REVOLUCIÓN son palabras idénticas. (Vicente Aleixandre).
La tradición es única para toda la humanidad, y se manifiesta de forma superficialmente distinta en los diferentes pueblos y religiones, variando según el contexto, pero manteniendo siempre intacta la parte interior. La cadena se rompe con la época moderna, en la que se pierde la tradición verdadera y sólo persisten costumbres que no nos remiten a una realidad trascendente, pues se trata sólo de manifestaciones físicas reproduccibles, y no de realidades interiores que se externalizan a través de múltiples formas, ajustándose a los límites establecidos por la misma tradición René Guenon
Entiendo, por tanto, ´que nadie está legitimado para adueñarse de la tradición y ésta es un mosaico con diversas perspectivas. donde Rajoy y Falete son sólo dos piezas más. 

¿APEGO? ¿LA CÁRCEL DE LAS EMOCIONES?




El apego hoy

Nunca amamos a nadie: amamos sólo la idea que tenemos de alguien.
Lo que amamos es un concepto nuestro, es decir, a nosotros mismos
(Fernando Pessoa)

Estudios más recientes han actualizado esta teoría y han adecuado los estilos de tal manera que llega a entenderse por qué tanta gente teme el compromiso. Así se puede hablar de cuatro estilos en los que todos andamos más o menos metidos: el seguro, el preocupado, el huidizo y el temeroso.
A grandes rasgos, y para no andar con demasiados tecnicismos psicológicos, el estilo seguro se reconoce porque mantiene un adecuado equilibrio entre las necesidades afectivas y la autonomía personal. Suelen ser personas que tienen un modelo mental positivo tanto de sí mismas como de los demás, es decir, que confían en sí mismas, con una elevada autoestima y comodidad en las relaciones interpersonales y en la intimidad.
El estilo preocupado se caracteriza por un modelo mental negativo de sí mismo y positivo de los demás, con una elevada necesidad de apego. Son personas con baja autoestima, conductas de dependencia, con una necesidad constante de aprobación y una preocupación excesiva por las relaciones. En los casos extremos puede caer en conductas hostiles, como los malditos celos.

¿Por donde anda tú felicidad?




Puede uno amar sin ser feliz; puede uno ser feliz sin amar; pero amar y ser feliz es algo prodigioso (Honoré de Balzac)

Cuando dos personas se gustan e inician ese periodo de cortejo, que hoy dura lo que dura un telediario, se ponen en juego dos estilos afectivos. Es decir, dos maneras de amar. Nadie ama igual, aunque la psicología reconoce algunos estilos en los que todos podemos más o menos identificarnos.
El estilo afectivo tiene mucho que ver con cómo hemos sido amados en nuestra más temprana infancia y en cuál ha sido nuestra respuesta, es decir, con cómo hemos gestionado el apego. De eso se ocuparon hace ya unos años el psicólogo John Bowlby, además de Harry Harlow y posteriormente Mary Ainsworth. Dicha teoría del apego enfatiza la importancia del vínculo emocional que desarrolla el niño con sus padres o sus cuidadores de referencia.
Distinguieron tres tipos de apego: el seguro, el inseguro y el ambivalente. Eso lo observaron al realizar una serie de actividades, que voy a simplificar, en las que las madres dejaban al niño solo, jugando, para volver más tarde, o bien la madre permanecía en compañía de otra persona adulta.
Al irse mamá, todos los niños solían llorar para luego entretenerse en sus juegos. Lo interesante llegaba al volver la madre. Los niños de apego seguro se alegraban de su vuelta y se echaban a sus brazos. Los niños de apego inseguro, en cambio, se hacían los remolones, ignorando el contacto con la madre. Como una especie de “me has hecho sufrir, pues ahora paso de ti” (¿les suena eso aún hoy como adultos?). Los ambivalentes eran los más ansiosos, reaccionando ahora de una manera, ahora de otra. Esa huella la mantenemos casi de por vida.


QUIZÁS TE ACUERDES DE LO QUE HACES.... MÁS.....¿SABES PARA QUÉ?




Un hombre que se creyera absolutamente bueno
sería espiritualmente un idiota
Nietzsche
La aptitud para ser conscientes de nosotros mismos o la percepción de la propia individualidad parece ser un atributo exclusivo y esencial de la especie humana.
La aparición de la luz de la conciencia y la creación de símbolos con los que designar y comunicar los diversos aspectos de nuestro SER aumentaron extraordinariamente el papel de la memoria en nuestra especie.
La memoria es un potencial del alma que depende de una masa de neuronas, desparramadas por el cerebro, en las que registramos no solo hechos concretos, sino nuestras interpretaciones de los hechos y los sentimientos y emociones que los acompañan.
Por eso los recuerdos son de vital importancia para el humano. La conciencia, el lenguaje y la memoria nos permiten mantener un diálogo con nosotros mismos sobre todo lo que nos sucede.
Habitualmente utilizamos la luz de la conciencia cuando nos enfrentamos a decisiones importantes, analizamos nuestras relaciones afectivas, cuidamos nuestra imagen pública, programamos nuestro futuro, tratamos de entender nuestros deseos o comportamientos y reflexionamos sobre el signficado de la vida o nuestro papel en el mundo.
Es desde esa conciencia que nos formulanos sueños, en principio quiméricos. Un proceso de coaching debe estructurar dichos sueños y "colaborar" al coachee para que se acerque lo más posible a ellos.
Sueño + acción = realidad

¡¡¡PARA AFIRMARTE NO PRECISAS HUMILLAR A LOS DEMÁS




Solidaridad recíproca

Muchos seres humanos de todas las regiones y religiones se esfuerzan por vivir un espíritu de camaradería entre hombre y mujer en pro de un comportamiento responsable en el plano amoroso, sexual y familiar. No obstante, en todo el mundo persisten formas condenables de patriarcado, de predominio de un sexo sobre el otro, de explotación de la mujer, abuso sexual de niños y prostitución impuesta.
Las diferencias sociales que persisten en nuestra Tierra conducen con gran frecuencia a que muchas mujeres, e incluso niños, especialmente de países poco desarrollados, se vean obligados a ejercer la prostitución como medio de supervivencia.
En este contexto la tradición nos ha dejado enormes mensajes: Respetaos y amaros los unos a los otros (no te prostituirás ni prostituirás a otro).
No es posible una verdadera humanidad sin una convivencia en camaradería. "De cada cual de acuerdo con su capacidad". "Para cada cual de acuerdo con sus necesidades".
La relación mujer-hombre no debe regirse por cánones de tutela o explotación, sino por el amor, el compañerismo y la confianza. La plenitud humana no se identifica con el placer sexual. La sexualidad debe ser una expresión del amor vivido en compañerismo.
Toda las experiencias históricas demuestran que nuestro mundo no puede cambiar sin un cambio previo de mentalidad en el individuo y en la opinión pública. Todo individuo no sólo posee una dignidad inviolable y unos derechos inalienables; también debe asumir una responsabilidad intransferible en relación con todo lo que hace u omite.
Consecuentemente abogo por un cambio de conciencia individual y colectivo, por un despertar de nuestras fuerzas espirituales mediante la reflexión, la meditación, el pensamiento positivo y el COACHING.

Fuente: Hans Küng

SÓLO SOMOS UNA MÁSCARA




Dejar nuestro rastro de existencia, de manera intencionada o no, es una cuestión individual. De lo que no cabe duda,es que nuestro "transitar" por el escenario de la vida, puede tener notas más o menos altruistas, más o menos destacadas para la comunidad de destino que somos los humanos.
La práctica del coaching, como toda manifestación humana, puede también tener opciones mercantilistas de aproximación al compromiso o puede ser "un compromiso" en acción. Puede trabajar con la opulencia o puede comprometerse con la carencia.
Entiendo y este es mi compromiso que la necesidad de la "carencia" es el motivo del coaching tanto en su aspecto personal, profesional como espiritual. Desde esta perspectiva de escuchar con atención y amor tiene sentido buscar acompañamientos a través del coaching.

¿ESTÁS DISPUESTA A MODIFICAR-TE?


La costumbre es la cualidad más simple y sencilla
del ser humano y sin embargo no es igual para todos.
Cada uno tiene su costumbre y vive con ella,
ya sea en la gloria o en el desastre.
Los generosos, y en especial los filántropos,
tienen la costumbre de ayudar al prójimo.
Los tiranos y los despótas suelen tener la costumbre
de torturar, invadir y asesinar.

Mario Benedetti
¿Podemos cambiar? A menudo nos escudamos en compromisos con otros o en falta de tiempo, y vamos dejando pasar los años sin
ser dueños de nuestra propia vida.
"Cuando conquistas tu miedo, conquistas tu vida". El miedo es el gran freno para cualquier cambio de la vida. Nos sorprende en el peor momento y de la peor manera, exhibiendo ante nuestros ojos todos los peligros a los que nos exponemos y colapsando nuestra capacidad de decisión.
Reorganizar nuestro tiempo. "Lo más importante está enterrado bajo capas de problemas apremiantes y preocupaciones inmediatas"
"No inventamos, sino que detectamos nuestra misión en la vida" Todos tenemos un sueño que nos haría especialmente felices realizar, y que daría un nuevo sentido a nuestras vidas.
Elegir el equipaje imprescindible. "Buscamos la felicidad en lugares equivocados".
Elegir los compañeros de viaje. "Somos tan felices como lo son nuestras relaciones"
Nos han enseñado a trabajar; no a vivir ni a entender la vida.
¿Podemos cuestionar la tradición o estamos cómodos con ella?
¿La tradición nos ha esclavizado?

¿EL CLUB DE LA MISERIA CADA DÍA ES MAYOR?




¿Además de buenas intenciones como han notado hoy, los demás,
TÚ voluntad de ayuda?
Los socios del CLUB DE LA MISERIA pertenecen a un colectivo marginal que precisa de demasiadas cosas que nosotros no valoramos dada nuestra opulenta existencia.
Seguro que cerca tuyo convive la carencia, la soledad, la infancia desatendida.
Los miembros del "Club de la Miseria" no desean ser objetos de los experimentos socialistas. No basta con dar unas monedas, es necesario comprometerse con un abanico de medidads emancipadoras. "No demos un pescado, enseñemos a pescar.
"Se estima que hay mil millones de personas estancadas en la más absoluta miseria.
Básicamente están en África y Asia Central..... sinceramente.
¿Te importa? pero, además, seguro que en tu barrio existen necesidades básicas por cubrir...... quizá pronto tu serás el protagonista de la carencias..... ¿lo has pensado?
COACHING SOLIDARIO

"No veo de qué manera se puede no creer en Dios y considerar que no se puede probar su existencia.Y creer después en la inexistencia de Dios y sentirse capaz de poder probarla"
Humberto Eco
El silencio interior no es
una consecuencia de haber
reprimido los pensamientos,
sino de ir más allá de ellos.

TÓMATE TIEMPO PARA TI. ¡¡¡ES BÁSICO!!!




"Si eres vencedor, tendrás algunos falsos amigos y algunos enemigos verdaderos.... aun así vence"
El rol del coach es multifacético. Es aquí donde el detective se suma al proceso. Como tal, se involucra activamente, investigando, indagando, buscando los indicios más certeros para encontrar las pistas en la narrativa del coachee.
Atento a todo, sin perder el rastro como un buen sabueso y sin restar importancia a los detalles, colabora en reconstruir los hechos utilizados no sólo con la inducción, sino también con la intuición. Debe ser detective no juez; se trata de investigar, no de juzgar.
Que bonito recordar, que bonito fue vivirlo. Ahora nos vamos los dos, cada uno gozando su éxito.

Caminito que el tiempo ha borrado
que juntos un día nos vistes pasar,
he venido por última vez
he venido a contarte mi mal.
Caminito que entonces estabas
bordeado de flores y juncos en flor
una sombra ya pronto serás,
una sombra lo mismo que yo.
Desde que se fue
triste vivo yo;
Caminito amigo
yo también me voy...
Desde que se fue
nunca más volvió:
Seguiré sus pasos
¡Caminito, adiós...!
Caminito que todas las tardes
feliz recorría cantando mi amor
no le digas si vuelve a pasar
que mi llanto tu suelo regó.
Caminito cubierto de cardos,
la mano del tiempo tu huella borró
Yo a tu lado quisiera caer
y que el tiempo nos mate a los dos.

¿GRATITUD?




Nosotros debemos ser nuestro consuelo y los gestores de la responsabilidad que nos corresponde. Para convivir con ello depositamos nuestra esperanza en aquello que nos parece bello y gratificante.
Así"la belleza" es la plenitud que nos consuela
La gratitud es una emoción que nos invade cuando pensamos que lo que tenemos es bueno y adecuado para nosotros, cuando podemos valorar lo que nos ofrece la vida.
Cada vez que pensamos que algo no es suficiente, estamos cerrando el paso a la emoción de la gratitud.
La gratitud es una actitud ante la vida que merece la pena cultivas, porque pensamos que, cuando esta presente, genera alegría, paz y fluidez. Cuando podemos mirar la vida con gratitud, los caminos de la apertura y del amor se abren a nosotros favoreciendo el amor a la vida y a los demás.
La gratitud hacia uno mismo supone la aceptación de que lo que soy es valioso y suficiente. Si aprecio mis recursos, si estoy conforme con mi identidad, si no tengo expectativas de cómo debería ser y no soy, puedo percibirme como un ser único, especial y precioso. Puedo sentirme como un regalo para el mundo y para los demás.
La gratitud para con los demás también está relacionada con el manejo de mis expectativas. Si puedo apreciar lo que el otro tiene para mí y valorarlo como algo precioso y especial, podré recibir cualquier cosa que me sea dada con alegria y gratitud.
La emoción de la gratitud y la actitud están intimamente ligadas a la acción de dar las gracias. Sin embargo, encontramos a menudo el acto de dare las gracias como una formalidad en la que hemos sido educado. Cuando no se acompaña de la emoción, se convierte en un gesto inauténtico, vacio y estéril. A veces nos parece que las acciones de los demás no merecen nuestro agradecimiento porque actúan por interés o por obligación. Solemos estar tan llenos de expectativas que es prácticamente imposible colmarlas, por lo que nos garantizamos una buena dosis de frustación y de infelicidad.
Algunas creencias que limitan nuestra capacidad para mostrar gratitud: "no tengo nada que agradecerte , porque no hay nada verdaderamente valioso quehayas hecho por mi", "No te agradezco, porque si lo hago, tal vez te confies demasiado o me pidas algo a cambio". estas son creencias asociadas al temor de ser vulnerables y mostrar nuestra vulnerabilidad es algo que nos resulta difícil porque nos expone.
¿PODEMOS SUSTITUIR EL HÁBITO
DE QUEJARNOS POR EL DE AGRADECER?

SER SINCERA NO ES DECIR TODO LO QUE SE PIENSA, SINO NO DECIR NUNCA LO CONTRARIO DE LO QUE SE PIENSA.




La sinceridad tiene buena prensa. Confiamos más en las personas
que juzgamos sinceras y, al contrario, desconfiamos bastante de aquellas personas que juzgamos insinceras.
Existe una relación innegable entre la sinceridad y la confianza, y es importante tenerlo en cuenta, porque cuando la confianza se ve amenazada, las relaciones se resisten .
Ser sincero no es decir todo lo que se piensa, de modo que la sinceridad es el punto medio ente la mentira y la extrema sinceridad o "sincericidio".
A veces estamos instalados en la creencia de que es absolutamente necesario ser sinceros y decir siempre lo que pensamos. Es recomentable estar siempre en el equilibrio entre la absoluta sinceridad y la necesaria sinceridad sin que con ello debamos entrar en la mentira. Nuestras conversaciones privadas debemos reflexionarlas algo antes de convertirlas en públicas dado que debemos, siempre, tomar conciencia del efecto que pueden tener nuestras palabras auque sean muy sinceras.

¿CUÁNTA VIDA HAY EN LA EVOLUCIÓN?




Ciudadanos del “uno mismo”

“Yo creo bastante en el suerte. Y he constatado que cuanto más duro trabajo, más suerte tengo”

Seguramente alguna vez se ha sentido identificado con los ejemplos que le voy a detallar, a pesar de reconocer el absurdo y la falta de lógica. A menudo se ve atrapado por sus manías y rituales. Nada de lo que haga, diga o repita alterará esa parte de la suerte que no depende de usted, pero a pesar de ello seguirá contando, buscando números pares, haciendo repeticiones, echando la sal por encima del hombro y un sinfín de cosas más.
Mañana Elisa tiene una entrevista de trabajo, la tercera en los dos últimos meses, y por ahora no ha tenido suerte. Por la noche contempla el armario abierto de par en par desde su cama. “¿Qué me pongo? El vestido verde que me favorece tanto, no; la última vez que me lo puse, la entrevista me salió fatal, estuve muy nerviosa y no daba pie con bola”.
El caso de Elisa es tan común como la vida misma, y si no es la elección de la ropa, seguro que usted alguna vez ha cerrado y vuelto a cerrar el coche, y se ha dado la vuelta y se ha preguntado: “¿he cerrado el coche?” Y a sabiendas de que sí lo había hecho, ha vuelto para comprobarlo. ¿Y qué me dice de las comprobaciones de enchufes, calefacción, braseros, la llave de la puerta, la espita del gas o revisar que la vitro esté apagada? No se revisa una vez, ni dos, sino muchas; eso le da tranquilidad.
Otro tipo de rituales son los relacionados con la contaminación y las enfermedades. Los hay que se lavan muchas veces las manos, otros evitan tocar todo aquello con lo que pueden contagiarse (pasamanos, pomos de las puertas, barras de autobuses….) Hay rituales relacionados con los números pares, las repeticiones, el orden y muchos otros más
Los rituales acompañan a la obsesión; mejor dicho, son su sombra. Primero se presenta en su cabeza una preocupación: “Mañana tengo una entrevista de trabajo”. Esta situación genera ansiedad, incertidumbre o alguna otra emoción molesta. Y para calmar ese estado emocional desagradable, usted realiza algún tipo de ritual: toca madera o coloca todos los zapatos en el mismo orden. Y, hala, como por arte de magia, usted se siente aliviado. Y este estado de tranquilidad le refuerza y le enseña que la próxima vez que piense en algo que le preocupa, podrá realizar algún otro acto repetitivo o de orden que le volverá a calmar. Pero, lejos de ser una ayuda, las manías potencian las obsesiones e incrementan el nivel de ansiedad.
La mayoría de las personas reconocen que es un absurdo, pero…… ¿Puede haber algo más incoherente que santiguarse antes de despegar en el avión no siendo cristiano? ¿por qué? La explicación es muy sencilla. Cada vez que realiza un ritual, se siente seguro y le da tranquilidad. Asocia ritual con dominar su destino. Aunque es consciente de que por mucho de que se abroche o desabroche una pulsera, o porque entre en el campo con el pie derecho, o toque madera, no va a alterar la suerte, lo sigue practicando. La pregunta es: ¿dónde está el límite? ¿Cuándo son solo manías y cuándo pasan a convertirse en un trastorno obsesivo compulsivo? Por simplificar, el límite está en cómo afectan estas manías a su  vida, cuánto tiempo le ocupan y cómo limitan su trabajo, sus relaciones personales, familiares….. Santiguarse cuando uno se sube a un avión aun no siendo creyente no supone un problema, pero si lo es lavarse cuarenta veces las manos cada vez que toca la puerta de un sitio público.

¿ODIO O PERDÓN?




ODIO versus PERDÓN
¡¡¡Cuándo termina el conflicto!!!
No hace más de treinta años que la resolución de los conflictos se orientaron hacia lo que dió a llamarse los "resultados" del proceso de resulución. Se realizaron las siguientes distinciones:
a) La influencia del pensamiento militar mantenía al conflicto como un enfrentamiento de voluntades y a su resultado como la "imposición" de la voluntad de uno de los actores sobre el adversario. El que ganaba, declarado vencedor, imponía su voluntad al que perdía que era declarado "perdedor".
b) Otro supuesto puede consistir en que uno de los actores abandone la lucha, es decir, abandonaba su acción conflictual. A esta acción la podemos denominar "retirada".
c) La observación de algunos conflictos m
ostraba que algunos actores concluían el conflicto porque uno de ellos adoptaba los valores de su adversario, aceptándolos como propios. Es decir, llega la conversión.
d) Los resultados que se obserban en numerosos conflictos son un intercambio de concesiones recíprocas que en cierta manera satisfacen, al menos parcialmente, los valores de cada uno de los actores. Estos resultados de "compromiso" precisan en la mayoría de los casos de determinadas sesiones de coaching. Coaching "comprometido" y no "analgésico/docente"

¡¡¡TODOS QUEREMOS SER PROPIETARIOS DE LA REALIDAD!!!
¡¡¡Suerte. Que compren la tuya

ES PRECISO COMPARTIR CON QUIÉN NO SE NOS PARECE; PUES SU DIFERENCIA NOS ENSEÑA.




Trata a un hombre como es y seguirá siendo lo que es. Trata a un hombre como lo que puede llegar a ser y se convertirá en lo que puede llegar a ser. Goethe

Veremos que la forma de comunicarse con los demás generando un buen contexto, empatizando y transmitir de manera clara y motivadora es una de las formas para alcanzar la plenitud en nuestra relación con los demás.
Esto unido a una capacidad para generar confianza nos complementará una relación, con los demás, que nos permitirá un músculo básico que debemos entrenar para alcanzar los resultados que pretendemos.
El coaching genera contextos diferentes para que las cosas se lleven a cabo trabajando en equipo e impulsando la coordinación eficaz de acciones. El coaching promueve  una nueva manera de observar, replanteándonos lo aparente obvio para llevar a cabo acciones diferentes y poder optar así a resultados sin precedentes.
El coach promueve la reflexión en su cliente para sea él quien encuentre nuevas alternativas y posibilidades para mejorar sus acciones y, en consecuencia, sus resultados. Trabajamos específicamente con lo que el cliente no ve, con sus puntos de ceguera actuando de espejo o reflejo. El coach impulsa a su cliente a actuar.

UN TRIUNFO DE LA VOLUNTAD




CONOCEMOS NUESTRO INTERIOR O SOLO NOS MIRAMOS AL ESPEJO.
Las personas que no aman se aletargan, se estancan, empiezan a oler mal, tarde o temprano, normalmente más temprano que tarde, porque no tienen ningún lugar a donde ir. Su vida está muerta.
Aquí es donde el hombre moderno se encuentra a sí mismo, de ello se derivan todo tipo de neurosis, todo tipo de locuras. Las enfermedades psicológicas han tomado proporciones epidémicas.
Ya no es solo cuestión de unos cuantos individuos que tienen alguna enfermedad psicológica; la realidad es que la tierra en su totalidad se ha convertido en un manicomio. Toda la humanidad padece una especie de neurosis, esa neurosis es el resultado de su estancamiento narcisista. Cada uno vive apegado a su propia ilusión de tener un ego separado; entonces la gente se vuelve loca. Esta locura no tiene sentido es improductiva, no es creativa. La gente empieza a suicidarse. Todos estos suicidios son también improductivos, no son creativos.; más no paran se van suicidando lentamente……. ¡¡¡entonces!!! 
Podemos considerar la sencillez como la llaneza de lo natural, de lo fácil, de lo comprensible; que puede llegar a todos sin oscuros obstáculos y es lo que caracteriza a la belleza.
La sencillez no necesita adornos no hacer ostentación, porque es como el agua, que sin tener ni gusto, ni sabor, ni color es igualmente necesaria.
Abracemos pues al espíritu de sabiduría y belleza increada para que fertilice nuestro entendimiento y nuestro corazón hacia el conocimiento de su obra para que, viendo en ella una participación de tu SER. Disfrutemos de la belleza que tú le infundiste.